Saint Seiya, la mitología como punto de partida

Saint Seiya, la mitología como punto de partida


por José Rodolfo Espinosa Silva


El poder de los mitos

Los mitos son historias que le han servido al ser humano para poder explicarse el mundo. El cuento y la poesía son los dos géneros literarios más antiguos de la humanidad, tan es así, que su aparición es anterior a la de la escritura. Para cuando se escribió la epopeya de Gilgamesh, ya se llevaban cientos de años contándose historias. Los mitos son narraciones que hurgan en lo más profundo del hombre y develan su naturaleza dual, divina-mortal, tan capaz de perecer como de trascender a través de las historias.


Saint Seiya —o como se le denomino en Hispanoamérica: Los caballeros del Zodíaco— nos cuenta la historia de los santos de Atena. Ochenta y ocho guerreros al servicio de la justicia.


Con el puño rasgan el cielo, con el pie desgarran la tierra. Son unos guerreros justos que aparecen siempre que el mal se extiende por el mundo. ¡Los guerreros sagrados de Atena!

—Saint Seiya, Manga Nro. 1


A cada uno de estos santos se le asigna una constelación guardiana y una armadura para luchar. De estas últimas existen tres categorías, 48 de bronce (siendo estos los caballeros de menor rango), 24 de plata (caballeros de rango intermedio, capaces de moverse a Match 5), 12 armaduras doradas (otorgadas a los caballeros protectores del santuario, quiénes son los más poderosos de la orden, capaces de moverse a la velocidad de la luz). Ahora, si has hecho bien las cuentas, descubrirás que la suma da 84 armaduras, pues bien, las otras cuatro restantes se conocen como armaduras desconocidas, a las cuales bien se les podría dedicar otro artículo.


Saint Seiya bebe de los mitos —no sin ciertas imprecisiones— como punto de partida para su historia. En la que cada cierto tiempo la diosa Atena renace en la Tierra, para librar una guerra santa contra las fuerzas del mal.


La obra de Masami Kurumada nos ofrece una narrativa excelente, acompañada de una música sublime y batallas apoteósicas. Los caballeros no sólo luchan por el bien, sino por defender sus distintas ideologías. Dando como resultado un anime con mucho trasfondo filosófico.


No existen ni la justicia absoluta ni la maldad absoluta. A veces, puedes hacer maldad mediante la justicia. E incluso, puedes hacer justicia a través de la maldad.

—Shaka de Virgo.



Tú dijiste que ya no quieres combatir por temor a lastimar a los demás... Jamás vuelvas a pensar así porque eso es un error... Si no derrotas al enemigo, muchas más personas saldrán lastimadas... A pesar de que diga eso, la maldad me cegó. En realidad no tengo derecho de hablar sobre la justicia... Pero aun así, si es un crimen matar a los enemigos, entonces liberémonos de todos los malvados del mundo y después aceptemos el castigo de Dios.

—Kanon de Géminis.




A treinta y cuatro años de su emisión, Saint Seiya puede haber quedado atrás en animación, pero su valor cultural reside no sólo en esta, sino en el enorme trasfondo que posee. Para la generación de los niños que crecimos en los noventa, fue nuestro primer acercamiento a la mitología, la filosofía y porque no decirlo, la astronomía.


-------

José Rodolfo Espinosa Silva. H. Matamoros, Tamaulipas, México (1990). Becario del PECDA (emisión 23), en la categoría de Jóvenes Creadores por novela. Asiste al Ateneo Literario José Arrese de Matamoros. Libros Publicados: El regreso de los dioses, la batalla de Folkvangr (Caligrama, 2019). El demiurgo y otros cuentos fantásticos (Kaus, 2020).


FACEBOOK

Página personal

Tal vez te interesen estas entradas

facebook