A Whisker Away, amor de gata

A Whisker Away, amor de gata


por Amadis Diaz Cruz


Los gatos son animales fantásticos, ágiles y seguramente ven cosas invisibles al ojo humano que estaríamos encantados de ver. Mari Okada, Junichi Sato y Tomokata Shibayama nos traen A Whisker Away, la segunda película original del Studio Colorido. No fue sino hasta el 18 de junio del 2020 (13 días después de lo previsto debido a la pandemia del Coronavirus que aún seguimos viviendo), que se estrenó mundialmente por la plataforma de Netflix.


La protagonista de este largometraje animado es Miyo Sasaki (Muge), es una chica extrovertida y está perdidamente enamorada de Kento Hinode. Quien desgraciadamente no le corresponde y tiene problemas familiares por querer encargarse del negocio de su abuelo, sin pensar en que dejaría los estudios para hacerlo, cosa que a su madre no le agrada nada.


A simple vista, A Whisker Away es una historia más de romance ¿Me equivoco?, pero poco a poco exploramos en los trasfondos de nuestros personajes; Muge fue abandonada por su madre desde una edad muy temprana y vive con su padre y la novia de este. En una de sus salidas a escondidas, se topa con un vendedor de máscaras que le ofrece una con cualidades mágicas, que le permiten convertirse en un gatito blanco cada que la usa. 



Por obvias razones corre a ver a Hinode todas las tardes para acercarse a él y conocerlo mejor, su amado la apoda Taro cuando es un gato y la pasan muy bien, se gana su confianza y comienza a creer que la vida sería mejor si se convirtiera en un gato por completo. Cuando Hinode la repudia en público después de una pelea con su familia, y no es hasta ese momento que Muge se da cuenta del terrible error que cometió y se embarca en una lucha para recuperar su identidad humana y ganarse el corazón de Hinode.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook