Fausto o, ¿El amo del diablo?

Fausto o, ¿El amo del diablo? - Revista COCO

por Alan Fernando Padilla Ávalos

Como un clásico relato alemán, Fausto, de Goethe, cuenta las inquietudes del conocimiento que tiene un hombre sabio deseoso de encontrar respuestas a los enigmas del universo; una noche conoce al Diablo y decide pactar con él para conseguir tan anheladas respuestas. El texto describe poéticamente  los fervientes amores de Fausto y Margarita, donde el deseo, la mentira y el Diablo concluirán la historia de los amantes de manera trágica.

El señor del Diablo


Médico de profesión, filósofo desesperado, Fausto, es un amargo pensador sobre la vida, sobre quién convendrán las fuerzas del bien y el mal y pondrán en juego sus convicciones, sus aspiraciones y su vida misma al encontrarse tentado por el diablo, llamado en la obra con el nombre de Mefistófeles. El diablo logra convencer a Fausto atinándole a los deseos más profundos del médico, rejuvenecer y desenmarañar los secretos naturales y sobrenaturales, además de servirle a Fausto a todo lo que desee hasta que este resulte satisfecho.

El Amor y el Deseo


Durante los viajes de Fausto y Mefistófeles, el médico se enamora de una joven humilde y recatada llamada Margarita, quien cae enamorada de Fausto por medio de las intervenciones del diablo, de este modo la joven cae ante la seducción y termina haciendo grandes males. El relato centra la atención en el deseo desesperado de los amantes por estar juntos, que puede terminar de forma perjudicial. 

El libro de Goethe* es un espejo nítido sobre los pensamientos del autor (visto en la astucia y soberbia del pensamiento de Fausto), sus estudios, sus dudas científicas y sus posiciones ante las críticas de sus coetáneos. Muestra lo bien que pensó el poeta alemán para darle un personaje al diablo, con diálogos falaces, crueles y seductores. Resulta interesante que el autor concibiera que el mismo diablo cantara un buen consejo para las muchachas:

Niñas, andad con cuidado;
hecho ya el error
entonces no tiene cura
vuestro mal de amor¡
A los que pidan os amores
debéis contestar:
“Si algo quieres, por la iglesia
debes empezar” 


*Johann Wolfgang von Goethe (1749- 1832). Gran poeta, científico, filósofo y dramaturgo, exponente principal del romanticismo alemán.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook