Little Richard: Rey y Reina del Rock'n'Roll

Little Richard: Rey y Reina del Rock'n'Roll


por Santiago Salvador Belmonte Calderón
(El Gato Morrongo)


Orígenes Humildes

Nacido el 5 de diciembre de 1932 en Georgia, USA, Richard Wayne Penniman cambiaría la historia de la música, sería no solo una leyenda del R&B y el Soul y uno de los creadores del Rock'n'Roll y el Funk, sino que además inspiraría el Glam y sería un pionero en la defensa de la diversidad sexual. Sus actuaciones marcarían la pauta para artistas como Elton John, David Bowie o Freddy Mercury.

Richard Penniman, era el tercero de una familia de doce hermanos, miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, donde los niños eran parte del coro. Su padre era un destilador ilegal de whisky muy estricto, por lo que Richard prefería pasar tiempo cerca de la madre, gracias a la cual aprendió a tocar el piano. Empezó a cantar góspel con The Penniman Singers y Tiny Tots Quartet, gozando de bastante aceptación en las iglesias, pero, aun así, el padre no toleró la orientación sexual de su hijo, por lo que lo echó de casa a los 15 años, lo cual fue en cierta forma un alivio para Richard que empezó a trabajar cantando en bares y burdeles.

El matrimonio conformado por Ann y Johnny Johnson, una familia blanca de Macon, Georgia, adoptó a Richard y le dio una vida económicamente más holgada y estable.

En 1951 su amigo, el cantante de góspel Billy Wright, lo convenció de participar un concurso local en Atlanta, organizado por la RCA, Richard ganó y lo invitaron a grabar 8 sencillos de blues urbano (entre ellos "Taxi Blues", "Get Rich Quick" y "Every Hour"), aunque ninguno de ellos tuvo éxito.

En 1952 conoció a Sugarfoot Sam, bailando para ayudar a atraer clientes en un espectáculo de medicina itinerante llamado Sugarfoot Sam's Minstrel Show. Estos espectáculos eran comunes en los Estados Unidos, supuestos médicos recorrían el país presentando medicinas milagrosas, las cuales en su mayoría eran fraudulentas (entre esas medicinas se encontraban las gaseosas Coca Cola y Dostor Pepper). Sam lo invitó a actuar con los Tidy Jolly Steppers en Alabama, aunque los abandonó poco después para cantar en la banda de J. L. Heath. Ahí conoció a Billy Wright, que le propuso grabar un disco, bajo el nombre de Little Richard, apodo que se había ganado gracias a su escasa estatura. En el invierno de 1952 su padre fue asesinado y regresó a Macon para tocar blues en el Tick Tock Club por la noche mientras, durante el día, lavaba platos en la cafetería de la estación de Greyhound.

Little Richard: Rey y Reina del Rock'n'Roll



Tutti Frutti

Se mudó a Houston, Texas en 1953, y cantó con los Tempo Toppers y los Duces Of Rhythm, grabando cuatro pistas de R&B, incluyendo "Ain't That Good News". Ocho meses después grabó otras cuatro canciones con la Orquesta de Johnny Otis, pero ninguna de ellas fue lanzada en ese momento. A la edad de 18 años, Richard nuevamente ganó un concurso de talentos en Atlanta y volvió a grabar con RCA Victor, nuevamente sin ninguna repercusión. Entonces decidió formar su propio grupo, bajo el nombre de The Upsetters y en 1954 grabó diversos temas para la compañía discográfica Peacock, aunque una vez mas no tuvo gran repercusión. Se presentó con este grupo durante dos años, sin mucho éxito, pero fue en estas presentaciones que, a manera de broma, empezó a cantar un tema medio improvisado que, a pesar de su difusión local, pronto se convirtió en el primer himno de la comunidad gay. La canción de llamaba "Tutti Frutti", una de las maneras de llamar a los homosexuales en el slang de la época. Además del título, la letra, la melodía y el ritmo, parte del éxito de la canción estribaba en una especia de skat que cantaba Richard basándose en la onomatopeya del sonido de un redoble de batería "a-wop-bop-a-loon-bop-a-boom-bam-boom".

En 1955 seguía trabajando como lavaplatos en la estación de autobuses de Macon y harto de su rutina decidió darle otra oportunidad a su carrera dentro de la música, así que por sugerencia de su amigo Lloyd Price, grabó un demo que envió a Specialty Records. Art Rupe, el dueño de Specialty, no estaba muy impresionado y pasarían seis meses antes de que Richard recibiera una llamada. Se organizó una sesión de grabación en los Estudios J&M de Nueva Orleans, propiedad de Cosimo Matassa, que era además el estudio recurrente de Fats Domino, pero en esa época la industria no creía en el éxito de las agrupaciones musicales, así que la condición fue que se presentara como solista, siendo acompañado por músicos del sello discográfico, dirigidos por Bumps Blackwell, un compositor sin mucho éxito.




Las primeras sesiones con Richard tocando exclusivamente blues lento no terminaron de convencer a Blackwell, pero durante una pausa en fueron a tomar un trago al bar New Dro Inn, donde había un viejo piano, Richard comenzó a cantar de manera salvaje e improvisada "Tutti Frutti", Blackweel pensó que, si lograban que la letrista de góspel Dorothy LaBostrie arreglara la letra, podrían tener su primer éxito. Aunque en general la gente de la disquera coincidía en que ese tema era demasiado obsceno y no les agradaba en lo absoluto, creyeron que tendría cierto potencial comercial si cambiaba una estrofa de la letra que originalmente decía "Homosexual, buen culito. Si no entra, no lo fuerces, puedes engrasarlo para facilitarlo" por la estrofa de LaBostrie, que decía "Homosexual, buen chico. Tengo una novia llamada Sue. Ella siempre sabe que hacer" (aun con la censura la letra seguía siendo muy polémica para esa época).


Una Racha de Éxitos

En los años siguientes, Richard tuvo varios éxitos más: "Long Tall Sally", "Slippin' and Slidin'", "Jenny, Jenny", " Rip It Up ", " Ready Teddy ", "Keep a Knockin" y "Good Golly, Miss Molly". Rápidamente se hizo famoso por sus enérgicos y salvajes shows en vivo, su característico copete lleno de grasa y su maquillaje en colores pastel, su personalidad maníaca y extravagante, lo convirtió en uno de los artistas afroamericanos más exitosos del primer período de Rock.




En los USA de la mayor parte del Siglo XX, la música "para negros" rara vez convivía con la que era "para blancos". En los 50s a los chicos blancos no les permitían escuchar las emisoras radiales especializadas en R&B, y los DJs no podían poner discos de negros en las emisoras blancas. Un lio que nos parece absurdo si olvidamos que apenas a finales de los 70s se consiguió la igualdad de derechos, o que en el Siglo XIX USA le hizo una guerra a México por el derecho a tener esclavos (lo cual estaba prohibido en el país hispano desde 1530). Es por esto que las versiones que sonaban en las emisoras blancas de canciones de Little Richard, eran interpretadas por blancos como Pat Boone. Richard recuerda que los jóvenes compraban ambos discos y al llegar a su casa escondían el suyo en la portada de Pat Boone.

Las regalías que le daban las versiones de los cantantes blancos, y su propio éxito, le dieron lo suficiente para comprar una mansión en Los Ángeles en 1956, y volvió a tocar con The Upsetters, aunque presentándose como Little Richard (pues efectivamente en esa época los grupos no tenían mucha aceptación). Comenzó además una vida de excesos una década antes de que Brian Jones apareciera en escena (ni hablar de Jim Morrison o Jimmy Page que llegarían mucho después). Little Richard ya consumía drogas que tardarían más de diez años en popularizarse, y se divertía en interminables orgias como nunca se habían visto en la historia moderna.

Little Richard: Rey y Reina del Rock'n'Roll



Durante dieciocho meses, entre principios de 1956 y mediados de 1957, todo lo que Little Richard grabó fue un éxito, apareció en varias películas, incluida The Girl Can't Help It, para la que grabó la canción principal.

Retomando el Camino a Dios

Decidió además autonombrarse "Reverendo" utilizando los conocimientos adquiridos en la Iglesia Adventista del Séptimo Día, ya que, por aquella época, un artista negro viajando por los USA, era continuamente hostigado por las autoridades, que sin embargo respetaban a un predicador sin importar si era negro o cantaba una música que ellos no comprendían.

Muchos de los grandes artistas del Góspel eran predicadores, sin embargo, en 1957, en una gira por el centro de Australia junto con Eddie Cochran y Gene Vincent, uno de los motores del avión en el que viajaba junto con su grupo se incendió accidentalmente, para Richard esto fue una señal divina que le advertía para que dejara de burlarse de una investidura sagrada que realmente no poseía. Al aterrizar, se quitó sus cuatro anillos de diamantes valorados y los lanzó al río Hunter. Ingresó al Seminario Oakwood en Huntsville, Alabama, donde comenzó a estudiar para convertirse en un Predicador Adventista del Séptimo Día, comenzando una serie de grabaciones de música Góspel exclusivamente para uso de la iglesia.

Leer también: Johnnie Johnson, ¿padre del Rock´n Roll?

Specialty Records no lo dejaría salir de su contrato sin una última sesión, posteriormente lanzaron algunos sencillos grabados previamente, Richard contrató exitosamente a un abogado para conseguir que le dieran las regalías de Specialty Records que estimó en $ 25,000 dólares. En enero de 1959, se unió a una agencia de Los Ángeles para organizar una gira de góspel y en junio, firmó un contrato de grabación con Gone Records, un sello de música religiosa. En esos años Elvis Presley entraría al ejército, Buddy Holly moriría extrañamente y Chuck Berry sería encarcelado. Nuevos ritmos empezaron a dominar las listas, todo parecía indicar que las siguientes décadas serían para la música sudamericana y caribeña: Calipso, Chachacha, Bossa Nova, Tango, Samba, Ska y Mambo reinaban. Surgían también modas pasajeras como los grupos corales y algo llamado Twist, que hacia un poco de eco del Rhythm and Blues, mientras en California tímidamente comenzaba a nacer el Surf. Todo parecía indicar que el Rock'n'Roll había muerto, y el R&B seguiría condenado a ser música de los bares marginales de la clase proletaria negra de los Estados Unidos.

Resurgimiento en Inglaterra

En los años 60s todo era música alegre y suave, dulces baladas melosas y música para bailar. La industria se nutría de artistas efímeros creados en serie y sus sencillos desechables con canciones muy similares entre si (algo similar a lo que ocurre hoy en día). La salvación (o la perdición) de la música vendría del otro lado del Atlántico.

Inglaterra estaba en una profunda depresión económica, el Partido Laborista trataba de recuperar al país de la devastadora consecuencia de la política de guerra de Winston Churchill que había de paso acabado con el Imperio Británico. Los jóvenes ingleses habían encontrado en la música de la década pasada, la expresión de su inconformidad. Todos los viejos discos que ya no se vendían en los USA, llegaban a carretadas al Puerto de Liverpool, en donde surgieron grupos de Rock'n'Roll que mezclaban este con el nuevo sonido de las baladas pop, dando origen al llamado "Sonido Mersey". Esa música recorrió la isla rápidamente, pero entre los discos de Rock'n'Roll de pronto se encontraba alguno de R&B. Así fue como un joven educado en la música clásica, amante de la comedia musical británica, considerado un genio, llamado Paul McCartney descubrió a Little Richard. Los covers de Little Richard en la voz de Paul con The Beatles pusieron al musico nuevamente en el gusto del público, pero del otro lado del mar.

Quizás no hubiera pasado nada más que algunas ventas de discos de Little Richard en Inglaterra, sino fuera porque además de los músicos del "Sonido Mersey" y sus imitadores a lo largo y ancho de Inglaterra, el fenómeno de los viejos discos de saldo había movido energías más oscuras: lo mismo que sucedía en Liverpool pasaba en el puerto de Hamburgo, pero en Europa Continental la gente estaba más familiarizada con el Jazz y el Blues desde antes de la guerra, por lo que preferían los discos de R&B, esto haría que otro joven genio británico, un multinstrumentista  que ya había conocido antes el Rhythm and Blues en Inglaterra, se volviera un experto mientras hacia una gira como solista en Europa. Su nombre era Brian Jones, y al volver a su país estaba decidido a crear una banda de R&B por lo que convocó a otros músicos. Acudieron al llamado Keith Richards, guitarrista amateur de clase obrera aficionado a la música Country y al R&B (principalmente Chuck Berry), y Mick Jagger, estudiante de economía de clase acomodada, pero autodenominado socialista, que gustaba de pedir directamente a las disqueras desde los USA los discos más extraños que tuvieran.

Una de las diferencias de The Rolling Stones con The Beatles, es que los primeros siempre mencionaban el nombre del autor antes de tocar un cover, y que una vez que empezaron a tener éxito, ayudaron a todas aquellas leyendas del blues a realizar giras y promocionar su trabajo por el Reino Unido y Europa (esto sería muy beneficioso para artista que surgieron poco después como Eric Clapton, Jimmi Hendrix o Jimmy Page), y para los mismos Beatles que se llevaron a Little Richard como abridor en su gira por Hamburgo. Los Stones aprovechaban su fama para abrirle foros a los músicos de blues y R&B clásicos, pero diferencia de los Beatles, los Rolling exigían ser ellos el número abridor y el "artista negro" el numero principal (a pesar de que los promotores no sabían ni de quien se trataba, y el público iba a ver a los Stones), así The Rolling Stones fueron el acto de apertura de Little Richard y de muchos más en sus giras británicas y europeas, para sorpresa del público que desconocía estos "artistas negros", lo que también hizo que los músicos británicos que surgieron posteriormente y que constituirían la Segunda Oleada de la Olas Inglesa, fueran más similares a los Rolling Stones que a los Beatles.

En 1964, firmó con Vee Jay Records, donde volvió a grabar todos sus éxitos junto con algunos nuevos temas, pero sin mucho éxito realmente (entre ellos el tema "I Don't Know What You've Got But It's Got Me" en donde gracias a una invitación de Brian Jones, se contó con la participación de Jimmi Hendrix).

A inicios de los 70s, otro joven genio inglés que llevaba una década buscando afanosamente el éxito, era también seguidor y hasta imitador de Little Richard. Se trata de David Jones, mejor conocido como David Bowie, uno de los forjadores del Glam Rock. David Bowie marcaría básicamente el camino de la música y la moda durante los siguientes 70 años, y lo hizo tomando como modelo a Little Richard.   

La historia de Little Richard


Contradicciones entre Aceptación de su Estatus como Estrella del Rock y su Renuncia a su Antiguo Modo de Vida

En 1970 firmó con Reprise Records, compañía que hizo hasta lo imposible por remontar la carrera de Richard, sin gran éxito. Después de varias giras, colaboraciones, regrabaciones y presentaciones especiales (siempre alrededor de sus viejos éxitos), en 1976, se reincorpora a la iglesia y durante la siguiente década predicó en todo Estados Unidos.

En 1979, durante una ceremonia masiva en North Richmond, Carolina, advirtió a la congregación sobre los males del Rock 'n' Roll y declaró: "Si Dios puede salvar a un viejo homosexual como yo, puede salvar a cualquiera". Un año después declararía ante la Revista Rolling StoneSi tu hermano es homosexual, debes proteger a tu pequeño de él. Los homosexuales están enfermos. Y las lesbianas también están enfermas. ¿Qué mujer de verdad querría que otra mujer la tocara?" Igualmente se arrepintió de su pasada vida de drogas y excesos, pero a pesar de esto, acepto gustoso su ingreso al Salón de la Fama del Rock And Roll en 1986, así como su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.




La segunda mitad de los 80s, hizo lo mismo que los otros astros de la música de los 50s estaban haciendo desde hacía ya dos décadas: vivir de sus glorias pasadas, aparecer de vez en cuando en alguna película, algún show, algún programa de televisión para interpretar sus viejos éxitos; grabar una y otra vez nuevas versiones de estos mismos, o acompañando a nuevas bandas, algunas muy efímeras, así en 1987, grabó con The New Edition la canción "Tears On My Pillow" y en 1990, tocó una canción llamada "Elvis Is Dead" con el grupo Living Color. En 1993, actuó en la inauguración presidencial de Bill Clinton, estableciendo como muchos otros artistas su filiación política demócrata. En 1995, siendo cuestionado sobre su congruencia entre su cristianismo y su homosexualidad dijo a la Revista Penthouse "He sido gay toda mi vida y sé que Dios es un Dios de amor, no de odio"

En 2001 escribió y grabó una canción para la película The Trumpet of the Swan, y en 2002, grabó "Get Rhythm" de Johnny Cash en un álbum homenaje. En 2005 lazaría el sencillo "I Have A Dream" junto a Michael Jackson, cuyos ingresos se destinaron a las víctimas del huracán Katrina. En 2006, Jerry Lee Lewis, realizaría un interesante experimento en su álbum "Last Man Standing" (título que hacía alusión a que era el único sobreviviente del mítico Million Dollar Quartet); duetos con artistas de los 50s, 60s y 70s tocando sus propios temas junto a Jerry Lee, extrañamente Little Richard en vez de elegir una de sus canciones (como todos los demás) decidió tocar "The Saw Her Standing There", una canción de The Beatles que Paul McCartney había compuesto inspirado en Richard. En 2012 su bisexualidad fue motivo de cierta atención por parte de los medios al declarar “Todos somos hombres y mujeres. El sexo para mí es como una mezcla heterogénea. Según como yo me sienta en el momento, voy por ello. ¿Qué tipo de sexual soy? ¡Soy omnisexual!"

La historia de Little Richard

Últimos Años

Después de muchas presentaciones, cameos, reconocimientos y reciclajes de sus viejos éxitos, apareció en 2016 para quejarse sobre unos rumores de Facebook respecto a su mal estado de salud, Richard alegaba encontrarse perfectamente a pesar de haber sido operado recientemente.  En 2017 hizo algunas declaraciones al periódico religioso Three Angels Broadcasting Network, en donde denunció que tanto la homosexualidad como la identidad transgénero son antinaturales e impías. "Dios, Jesús, hizo hombres, hombres, hizo mujeres, mujeres, ¿sabes? Y tienes que vivir como Dios quiere que vivas", dijo Richard "Mucha gente simplemente hace todo y no piensa en Dios. No quiero cantar rock and roll nunca más. ... Quiero ser santo como Jesús".




Little Richard falleció el9 de mayo de 2020 a los 87 años a causa de un cáncer óseo, al igual que la mayoría de los músicos de los años 50s, solo requeriría media década en el escenario y una docena de éxitos para convertirse en una leyenda a la altura de la "Estrellas" de los años 60s, 70s y 80s con décadas de conciertos masivos y decenas de álbumes. Y aunque quizás el preferiría ser recordado como un hombre santo y por sus aportaciones a su iglesia, la gente lo recordara por su salvajismo hipnótico, sus canciones desenfrenadas y por haber abierto muchas puertas y derribado muchos tabúes no solo para los afroamericanos, sino para el respeto a la diversidad sexual en todo el mundo.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook