Gran Torino: Don't Mess With Me

Gran Torino: Don't Mess With Me

por Javier Benítez Martínez

Titulo: Gran Torino
Año: 2008
País: Estados Unidos
Dirección: Clint Eastwood
Guion: Nick Schenk (Historia: Nick Schenk, Dave Johannson)
Reparto: Clint Eastwood, Christopher Carley, Bee Vang, Ahney Her, John Carroll Lynch, Cory Hardrict, Brian Haley, Geraldine Hughes, Dreama Walker, Doua Moua, Chee Thao, Scott Eastwood, Brian Howe.

“What it's like to kill a man?


Vamos a hablar de racismo, de la guerra, de los anti héroes, de las pandillas y la violencia. Gran Torino es una película fuerte, que da un tono diferente al hombre rudo e inflexible. Sin ser Boyz n the Hood nos enfrenta a la problemática de la violencia en las calles, a los dilemas que cada vecino tiene que afrontar todos los días, en un lugar donde la justicia sólo existe en las películas.

Clint Eastwood regresa no sólo como director si no como actor, en un film que interpreta a un veterano en la Guerra de Korea, obrero retirado, muy viejo para cambiar, ve como su vecindario se empieza a llenar de inmigrantes orientales, lo cual contribuye a exacerbar su carácter huraño y denso. Su único tesoro es un coche Gran Torino 1972.

Too Old For You


Gran Torino es una película épica, el héroe tiene que enfrentar sus miedos, sus demonios y su pasado. Walt (Clint Eastwood) detiene el robo de su coche a manos de un joven, quien es forzado por sus primos, que son parte de una pandilla. La madre del joven lo obliga a pagar su falta trabajando para Walt.

Gran Torino nos hace sentir la nostalgia de un Harry Callahan, de las calles llenas de criminales donde impera la ley del más fuerte o el más violento. Nos regresa el anti héroe dispuesto a hacer justicia, con una pequeña diferencia, este es el siglo XXI y las cosas se hacen de otra manera.


Gran Torino es un Western de asfalto y gasolina, donde el “Jinete Pálido” regresa para hacer prevalecer la ley y defender a los menos afortunados. Walt aprenderá que hay más de una manera de ser un héroe, y no siempre la violencia lo resuelve todo, ¿o sí?

Tal vez te interesen estas entradas

facebook