Las 4 olas del feminismo

Las 4 olas del feminismo

por Nidia E. Ojeda M.

Un fantasma recorre el mundo rompiendo los esquemas mentales anquilosados por siglos de muchas sociedades, es el fantasma del FEMINISMO. El feminismo actual, como un conjunto de movimientos sociales reivindicatorios de los derechos de las mujeres, tiene una larga historia, por lo menos en las sociedades occidentales como la nuestra.

La historia del Feminismo es compleja, multiforme y muchas veces, difícil de aprehender de un solo tirón. El feminismo es un movimiento histórico reivindicatorio de los derechos políticos, sociales y a la vida de las mujeres, dentro del marco del sistema capitalista. En este sentido, las estudiosas del tema, se han dado una metáfora para periodizar la historia del feminismo: las olas feministas. Sin ser concluyente, se habla generalmente de 4 olas feministas.

Primera ola feminista


La primera ola feminista está muy anclada al nacimiento de la modernidad. En la mañana de la Revolución Francesa, mientras la Asamblea Nacional Constituyente francesa aprobaba La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano el 26 de agosto de 1789, en 1791, Olympe de Gouges proclamó la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana que las mujeres entraron en la historia de los derechos humanos. Esta primera ola cuestionó los privilegios masculinos afirmando que no son una cuestión biológica y/o natural. Las autoras de referencia son: Poullain de Barre, Olympe de Gouges y Mary Wollstonecraft.

Segunda ola feminista


La segunda ola del feminismo, abarca de mediados del Siglo XIX y primeras décadas del Siglo XX. Esta segunda ola está fuertemente cargada de demandas de carácter político; la lucha por el derecho al voto femenino, y el reconocimiento de las mujeres como sujetos de derecho a votar y ser votadas. Figuras como Clara Zetkin, Corinne Brown, Gertrude Breslau-Hunt o Flora Tristán, así como un amplio movimiento liberal unos, y otros de carácter socialista, contribuyeron en Europa y Estados Unidos, a desarrollar el movimiento feminista mundial. Las feministas reclamaban, también, el acceso a la educación superior, hacen una crítica fuerte a la obligatoriedad del matrimonio y comienzan a liberarse en su aspecto físico.

Tercera ola feminista


La tercera ola del feminismo va desde los años sesenta del siglo pasado, hasta finales de los años ochenta. Enmarcado en la primavera mundial que significó el emblemático 1968, el feminismo de esta tercera ola, reivindico a las mujeres desde las políticas públicas y haciendo un llamado al fin del patriarcado. Surgen distintos feminismos, el feminismo negro con figuras como Angela Davis a la cabeza, hicieron la primera crítica frontal al sistema capitalista, al cual caracterizaron como machista, patriarcal, racista y expropiador de la fuerza de trabajo de las mujeres negras. Fueron fundamentales la aparición de los anticonceptivos porque le otorgaron a las propias mujeres el poder del control de la natalidad (y la liberación del goce sexual, no atado a la reproducción). En estos años, se conquistó el divorcio como ley en muchos países de occidente.

Cuarta ola del feminismo


La cuarta ola del feminismo es la que estamos viviendo en la actualidad. Con la idea de la aldea global, la presencia del feminismo en la web no podía quedar fuera. El ciber activismo, el fin de los privilegios que favorecen históricamente al hombre y el fin de los roles de género establecidos es una demanda central. La violencia de género en todos los ámbitos de la vida es altamente repudiada. Pasamos de la “liberación” de  la mujer, a la mujer empoderada, a la SORORIDAD (solidaridad) entre las mujeres es un elemento central del nuevo feminismo. Surge el feminismo decolonial en el sur global. Ser feminista se volvió políticamente correcto para gobiernos que se presumen democráticos.

La lucha feminista es hoy por el derecho a la vida; el reconocimiento por el derecho a la interrupción legal del embarazo, libre, asistido y seguro aparece como otro punto clave en sociedades europeas y latinoamericanas (Argentina, Chile, México). Si durante los años noventa del Siglo XX, la lucha fue fragmentada, hoy día existe una mayor unión con el movimiento LGTTTIQA, Queer y de liberación sexual. Un eje ineludible fue el primer paro internacional de mujeres, de altísimo impacto, realizado el 8 de marzo de 2018, inmortalizado como #8M.

Como vemos, el feminismo es complejo, diverso y lleno de matices. Lo que no podemos desconocer es que es uno de los movimientos sociales reivindicatorios de derechos más potentes de este siglo, que desde distintos campos de acción, lucha por conquistar derechos universales negados por la sociedad capitalista, el modelo de reproducción que cosifica a hombres y mujeres por igual, por un mundo donde consignas como #NiUnaMas, #ElVioladorEresTu o #VivasNosQueremos no sean necesarias.


Para Saber más:

Simone de Beauvoir, El segundo sexo (1949).
Rosario Castellanos, Mujer que sabe latín, (1973).
Angela Davis, Mujeres, raza y clase, (1981).
Judith Butler, El género en disputa, (1990).
Rita Segato, Las estructuras elementales de la violencia, (2003).
Marcela Lagarde y de los Ríos, Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas, (2003).
Nuria Varela, Feminismo para principiantes, (2005).

Tal vez te interesen estas entradas

facebook