Los sueños de Akira Kurosawa, la realidad es subjetiva

Los sueños de Akira Kurosawa, la realidad es subjetiva

por Javier Benitez Martínez

Título: Yume (Dreams) (Akira Kurosawa's Dreams)
Año: 1990
País: Japón
Dirección: Akira Kurosawa
Guion: Akira Kurosawa
Fotografía: Takao Saito
Reparto: Martin Scorsese, Akira Terao, Mitsuko Baisho, Mieko Harada, Toshie Negishi, Mitsunori Isaki, Toshihiko Nakano, Yoshitaka Zushi, Hisashi Igawa, Chosuke Ikariya, Chishu Ryu.

Todo gran sueño comienza con un gran soñador


Entre la vida y la muerte, la fantasía y la realidad, en un mar de sensaciones, ilusiones y magia, Akira Kurosawa hace realidad sus sueños y los plasma en un delirio visual que estremece los corazones. Los sueños de Akira Kurosawa es una película producida en Japón y financiada en Estados Unidos, que nos va relatar ocho historias diferentes, ocho mundos que solo el maestro japonés pudo haber creado.

Los sueños de Akira Kurosawa son un viaje por las tradiciones y costumbres de Japón, su mitología, la forma de tratar a su gente y sobre todo un baluarte de su historia, visto desde los ojos enigmáticos del director. El cine es la demostración de las costumbres de un país, y Akira Kurosawa llevará esta máxima a la ensoñación de los espacios de Bachelard y a la ideología del bushido.

Piensa a la ligera de ti mismo, y con profundidad del mundo


Desde los rituales, hasta la muerte, de la fantasía, a la cruda realidad, el director mostrará las fibras íntimas de los japoneses; un ritual prohibido para los humanos, un soldado atormentado por los demonios de la guerra, una catástrofe que no puede ser evitada, el fin del mundo y la resurrección del mismo.

Los sueños de Akira Kurosawa son en el horror de la vida y la bienvenida de la muerte, el bien y el mal representados en cada cuento, pero sobre todo es la disyuntiva en la cultura japonesa entre hacer lo correcto o lo que se debe; el honor no siempre es lo correcto, pero es el camino, el director crea metáforas visuales que te llevan a reflexionar.


Akira Kurosawa es incisivo hasta los huesos, desde Rashomon y Los Siete Samurais, la confrotación del ser humano ha sido su tema principal, los sentimientos, el deber y la vida se contraponen a la realidad cruel y fría de un mundo en conflicto. Los sueños de Akira Kurosawa son un frenesí estético, una realidad pasmosa y sobre todo una flor de loto en el corazón de la imaginación.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook