“Balls” un Supergrupo maldito: a 50 años de la muerte de Brian Jones

“Balls” un Supergrupo Maldito: a 50 años de la muerte Brian Jones

por Santiago Salvador Belmonte Calderón
(El Gato Morrongo)

¿Qué es un “Supergrupo”?


Se le llama “Supergrupo” a una agrupación musical en la que todos sus miembros ya han alcanzado el éxito anteriormente, ya sea en otras bandas, o en solitario; quizás el primero de estos sea el Million Dollar Quartet, el nombre que se le dio originalmente al resultado de una sesión de grabación improvisada en los Estudios Sun el 4 de diciembre de 1956, en donde participaron Jerry Lee Lewis, Carl Perkins, Johnny Cash y Elvis Presley. Este grupo nunca grabó nada formalmente, y la alineación original jamás se presentó en vivo, no obstante Jerry Lee y Carl Perkins acompañaron a Cash en su tour del ´82, presentándose bajo el nombre de “The Survivors” y grabando un disco en vivo. En 1986 se reunieron nuevamente para grabar un álbum, contando con Roy Orbison sustituyendo a Elvis. El mismo Orbison fue parte también del más exitoso de los supergrupos: “The Traveling Wilburys” que se mantuvo activo desde 1988 hasta 1990 contando como miembros a George Harrisson, Jef Line, Tom Petty y Bob Dylan (además de Orbison).

En México un excelente supergrupo fue “Jaguares” originalmente planteado como un proyecto solista para Saúl Hernandez (Caifanes), los músicos iban y venían, pero en sus filas contó con varios miembros de otras agrupaciones además de Caifanes, como La Barranca, Maná, e incluso los Rolling Stones. Jaguares se mantuvo unido de 1996 a 2009, durante ese tiempo lanzaron 6 albumes (muchos más que Caifanes), a pesar de que en vivo Jaguares tocaba algunos temas de Caifanes, cuando se desintegraron para volver a formar Caifanes, los excelentes temas de Jaguares quedaron en el olvido. Aunque la historia de estos tres supergrupos es tan interesante que merecerían un artículo aparte para cada uno de ellos; en esta ocasión lo que nos ocupa es otra agrupación de este tipo, cuya historia está marcada por la tragedia: Balls.

Dirty Mac; cuando Lennon pensó en unirse a los Rolling Stones


Corría el año de 1968, el mundo de la música, la moda y la sociedad en general había evolucionado a una velocidad increíble; Londres era el eje sobre el que se movía todo, la mayoría de los grupos pop habían cedido el lugar a bandas de rock cuya ideología y modo de vida marcaba tendencias. En la cúspide de la pirámide de la fama se encontraban los Rolling Stones, Jimmy Hendrix Experience, Cream y The Beatles (el grupo pop que mejor había sabido adaptarse y sobrevivir). Aunque Hendrix y Cream (que básicamente era Eric Clapton) tenían muchos seguidores en cuanto a lo musical, en cuanto a ideología y modo de vida todo orbitaba alrededor de dos astros opuestos: Beatles y Stones, pero ambas bandas habían abandonado los escenarios años atrás, dejando lugar a otros como The Who, que se volvían maestros de las actuaciones en vivo. Los Stones planeaban retomar su lugar, después de algunos fallidos álbumes pop planeados por Mick Jagger, en dónde lo más destacado es la participación de Brian Jones como multinstrumentista, retornaban al camino marcado originalmente por Jones como una banda de R&B (aunque en camino a un rock más duro influenciado por The Who), el nuevo álbum Beggars Banquet y el sencillo Jumping Jack Flash, eran el regreso de la mítica banda, que además grabaría una actuación en vivo para la televisión, misma que sería transmitida en diciembre de 1968: Rock´n Roll Circus. El show incluiría a muchos de sus colegas (por supuesto The Who entre ellos).

“Balls” un Supergrupo maldito: a 50 años de la muerte de Brian Jones
Dirty Mac


El Circus contaría también con una sorpresa: formarían un supergrupo comandado por John Lennon, en donde además se estaría Eric Clapton, Mitch Mitchell (de Jimi Hendrix Experience), Yoko Ono (por supuesto, tenía que estar en todo proyecto de Lennon), y uno de los Rolling Stones. Aunque la opción lógica hubiera sido el multinstrumentista Brian Jones, o el bajista Bill Wyman (puesto que Lennon y Clapton tocarían las guitarras); Jagger, Richards y Oldham tenían años tratando de quitarle el liderazgo de la banda a Jones, en ese momento Jagger había dejado fuera a Oldham, él y Richards le desconectaban los instrumentos a Brian, lo citaban en lugares y horarios incorrectos, lo dejaban fuera del estudio, lo abandonaban en las giras y lo molestaban por cada pequeño detalle. Anita Pallemberg, novia, cómplice, compañera y mentora de Brian, lo había dejado por Keith Richards, la situación del genio de los Stones era realmente deprimente. Brian no sólo no formó parte de este supergrupo, sino que ocupó un papel de relleno en todo el show, su única participación protagónica fue cuando presentó a los Rolling como “los payasos” del Circus, escena que fue eliminada y sustituida por Lennon presentando a los Rolling Stones en el lenguaje de señas de los sordomudos. Lennon sufría por la forma en que Paul McCartney se había hecho con el liderazgo de The Beatles, un grupo que él creó, al igual que Brian formó a los Stones; la situación en sí era diferente, el genio y carácter de Paul le había puesto al mando de su grupo, en cuanto a Jagger, Oldham y Richards, habían recurrido a juego sucio para eliminar a Jones.  Sin embargo, aunque lo que hizo Paul McCartney fue salvar a The Beatles, pues desde la muerte de Brian Epstein, Lennon pensó varias veces en desintegrarlos; para Lennon, la estrategia de McCartney era jugar sucio, de ahí que ese grupo se llamara “Dirty Mac”.


Es un secreto a voces que lo que buscaba Lennon con los Beatles era una banda de rock, ser “los chicos malos” no los niños buenos del pop que acabaron siendo; por otro lado, Jagger siempre ha querido ser un ídolo pop, de ahí que los Stones grabaran aquellos álbumes de los 60´s y 80´s, y algunos temas con pretenciones pop a lo largo de su trayectoria (por no hablar de la carrera en solitario de Jagger siempre tratando de imitar a la estrella pop del momento: ya fuera Bowie, Michael Jackson o One Direction). Aunque los Beatles simpatizaban con Brian Jones, y lo integraban en sus actividades (incluso grabó con ellos el saxofón en el tema “You Know my Name”); Olham primero y luego Jagger, se las arreglaba para que Jagger y Richards estuvieran siempre cerca de “Cuarteto de Liverpool”.

A insistencia de Lennon, Paul compuso canciones tipo Stones como “Day Tripper” o “Helter Skelter”, y el supergrupo Dirty Mac, nos hace saber que Lennon llegó a pensar en colaborar con los Rolling Stones (por ejemplo hizo los coros de “We Love You”). Era también cierto que Lennon aún seguía pensando en desintegrar a Beatles, o al menos en abandonarlos, pero posiblemente Keith Richards no hubiera soportado la forzosa integración de Yoko Ono a la banda (como sucedió en Dirty Mac), no obstante es emocionante imaginar que hubiera pasado con Jones en Beatles y Lennon en Stones: mi predicción subjetiva es que Yoko hubiera causado la ruptura de los Rolling Stones mientras que The Beatles seguirían tocando y Brian seguiría vivo.

Tratos tras bambalinas


El Rock´n Roll Circus tardaría 3 décadas en salir a la luz, ya que según Jagger el acto principal (Rolling Stones) había sido superado con creces por The Who, así que se planeó volverlo a hacer teniendo como escenario el Circus Maximus de Roma (lo cual sucedió hasta 2014). Sin embargo, aprovechando que su baterista tocaba en Dirty Mac, Jimmi Hendrix se infiltró en la grabación y ensayos del show en 1968. Ahí, en ese momento Brian Jones les propuso a Eric Clapton, John Lennon y Jimmi Hendrix crear “Balls” un nuevo supergrupo. En ese momento no sólo Jones y Lennon habían pensado abandonar sus agrupaciones, también Hendrix y Clapton (de hecho Cream se separaría al poco tiempo). Mientras se grababa aquel Rock´n Roll Circus, Jones planeaba un proyecto que sería mucho más grande que los Rolling Stones, mucho más grande que cualquier cosa que se hubiera intentado hasta ese momento, y de hecho mucho más grande que cualquiera que se intentara después.

Varios años planeándolo


El arribo de Hendrix a la grabación del Circus no era una coincidencia, si bien utilizó como pretexto la participación de Mitchell en el proyecto, él ya había platicado con Jones del asunto desde hacía año y medio en el Festival de Monterrey, en California, donde ambos tocaron juntos. De otra manera Jimmi no se presentaría en un lugar donde sabe que no era bienvenido, pues así como Richards le “robó” el “amor de su vida” a Brian, Hendrix hizo lo mismo con Keith Richards, pues Linda Keith no sólo se fue con Hendrix, sino que hasta le robó una guitarra a Richards para regalársela a Jimmi. Brian Jones además había grabado varios temas con Hendrix (entre ellos “My Little One”), con The Beatles, además de la canción mencionada anteriormente, había hecho coros en Yellow Submarine y tocado el oboe en “Baby youre a richman”.

“Balls” un Supergrupo maldito: a 50 años de la muerte de Brian Jones
Jones y Hendrix


Jones era amigo de los principales músicos a ambos lados del Atlántico, por lo que se especula que además de Clapton, Hendrix y Lennon, otros más habían sido invitados a unirse a Balls, y quizás lo estaban considerando. Se menciona a Jim Morrison, amigo de Brian y de Hendrix, que tampoco se encontraba satisfecho con su banda The Doors, otro amigo de Jones mencionado es Bob Dylan que años después dejaría a su grupo The Band, y que a pesar de parecer un artista muy individualista, posteriormente aceptaría integrar el supergrupo Traveling Wilburys (como vimos anteriormente). También se comenta que invitó a Ian Stewart (el pianista original de los Stones rebajado a chófer por Jagger y Richards), Mitch Mitchell y Jimmy Miller (productor y músico de sesión al que hasta el propio Mick Jagger le reconoce haber sido el responsable de los mayores éxitos de los Rolling Stones).

El fin de un sueño


Finalmente en 1969, Jagger y Richards lograron aquello en lo que junto con Andrew Loog Oldham habían trabajado tan tenazmente: Echar a Brian Jones de su propia banda. Jones sería despedido del grupo que el mismo formó, y cuyo concepto y nombre eran creación suya, los Rolling Stones seguirían sin Brian Jones. Las palabras de Keith Richards cuando despidió a Brian Jones fue “¡Estás muerto! Ya jamás serás un Rolling Stone” Después de un breve periodo de depresión, el estado anímico de Brian empezó a mejorar al planear su nueva banda, de acuerdo con la leyenda del blues Alexis Corner (amigo de Jones) Brian estaba muy entusiasmado hablando de las canciones que había compuesto junto a Hendrix. Tan en serio iba la cosa que Jones le platicó sus intenciones a Nicholas Fitzgerald, la peor persona a la que le pudo comentar sobre el proyecto, ya que este trabajaba para Oldham. Las palabras que Fitzgerald le dijo a Jones fueron: “De hacer este grupo, supondría la separación de Beatles, Rolling Stones y Jimmi Hendrix Experience, las tres atracciones internacionales del rock británico, y junto a ellas cientos de contratos, giras, managers, representantes, publicidad. Millones de libras ¿comprendes? Y hay gente de la que tal vez tú nunca has oído nombrar que no lo va a permitir. Y lo digo en serio ¡No lo van a permitir!”.


Keith Richards había surgido de la clase obrera británica, su niñez y juventud transcurrió al lado de maleantes y delincuentes, y así ha continuado. El gánster Allan Klein manejaba la oficina de los Rolling Stones, en dónde había un mafioso que “hacía algunos trabajos”para Keith Richards por lo general relacionados con drogas. El nombre de esta persona era Tom Keylock, y al poco tiempo envió al “albañil” Frank Thorogood a “reparar” Cotchord Farm, la casa de Brian Jones, ubicada en Sussex.

El 2 de julio de 1969, Mick y Keith fueron en la mañana a visitar a Jones para que les cediera los derechos del nombre de la banda, a lo que este se negó y les recordó que era él el fundador y líder original del grupo, Keith Richards lo amenazó un cuchillo, pero fue detenido por Frank Thorogood, se marcharon amenazando de muerte a Brian. Esa noche Frank y Brian se divertían en la piscina, mientras las novias de ambos estaban en la casa, Frank entró poco después muy nervioso, por lo que Anna Wholin, novia de Jones, salió a ver que sucedía, sólo para encontrar el cuerpo de Brian flotando en el agua. Cuando le pidió a Thorogood llamar una ambulancia, este prefirió llamar a Keylock, mientras Brian todavía tenía pulso. Cuando llegó la ayuda, Brian había muerto. Al poco tiempo desaparecieron los instrumentos, muebles, ropa y pertenencias que Brian tenía en su casa, lo único que se sabe es que Tom Keylock quemó varios de los objetos personales de Brian en el jardín de la propia casa.  ¿Quemaba evidencia? ¿Evidencia de qué?


En 1993, antes de morir, Thorogood admitió haber asesinado a Brian Jones, Keith Richards dijo que esta confesión era falsa, y en su biografía “Vida” presenta a Brian como alguien sin el más mínimo talento, e incluso dice que la banda fue fundada por Ian Stewart (aunque en el mismo libro reconoce que “Stu” llegó por una convocatoria de Brian). Keylock (que murió en 2009) dijo siempre que el único responsable del asesinato era Frank, en cuanto a Anna Wholin y la novia de Thorogood, desaparecieron misteriosamente y jamás declararon nada. Por otro lado “alguien” impidió que se le hiciera una autopsia al cadáver, que inusualmente, fue enterrado a 4 metros de profundidad (en vez de 3). Sólo Charlie Watts y Bill Wyman acudieron al funeral, mientras que Jagger huyó a Australia, Jan Bell, la hija de Frank declaró haber escuchado a Richards amenazar de muerte a Jones, sin embargo actualmente se ha negado a declarar nada al respecto. En 1980 Patrick Towsend, abogado del bajista Bill Wyman, chantajeó a Keith Richards, aparentemente con algo relacionado con la muerte de Brian.

En cuanto a los demás posibles miembros de Balls: Bob Dylan había tratado de advertir a Brian que algo extraño sucedía en los temas “Like a Rolling Stone” y más directamente en “Ballad of a Thin Man”. Morrison escribiría el tema “Tighrope Ride” para Brian, él y Hendrix mandarían los más sentidos pésames; extrañamente morirían poco después. Lennon, que también moriría relativamente joven, se tomó a modo de homenaje una fotografía leyendo un diario con la imagen de Brian Jones en su uniforme de las SS.


Los dos temas grabados por Brian para Balls no han salido a la luz y no se sabe quien tenga las grabaciones; uno de ellos se llama “Chow Time” y el otro “Has anybody seen my baby?” (casi el mismo nombre de una canción grabada por los Stones décadas después, y de la que Mick Jagger clama la autoría).

“Balls” un Supergrupo maldito: a 50 años de la muerte de Brian Jones
El genio olvidado, Brian Jones


A Brian Jones le correspondía un 20% de las ganancias que los Rolling Stones siguieran generando a perpetuidad, además de un salario extra como fundador, que él había arreglado con Oldham. Brian podría además demandar a Jagger y Richards por varias canciones en donde no se le daba el crédito como coautor. Más aún, Jones tenía registrado el nombre “The Rolling Stones” y podía incluso obligar a los Stones a no utilizarlo, cobrarles por ello, o nombrar así a su nueva banda. Había por lo visto muchas razones por las que la a existencia de Brian Jones incómoda para mucho, una de ellas esta extraña banda de la que sus tres miembros principales morirían de manera extraña.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook