La ley de Herodes: O te chingas o te jodes

La ley de Herodes: O te chingas o te jodes

por Javier Benitez Martínez

Titulo: La ley de Herodes
Año: 1999
País: México
Dirección: Luis Estrada
Guion: Luis Estrada, Jaime Sampietro, Vicente Leñero, Fernando León (Historia: Luis Estrada, Jaime Sampietro).
Reparto: Damián Alcázar, Pedro Armendáriz Jr., Guillermo Gil, Isela Vega, Salvador Sánchez, Eduardo López Rojas, Manuel Ojeda, Ernesto Gómez Cruz, Alex Cox, Leticia Huijara, Juan Carlos Colombo, Delia Casanova, Evangelina Sosa, Jorge Zárate, Jesús Ochoa, Lucía Muñoz, Manuel Poncelis.

¡Están jodidos porque quieren!


La ley de Herodes es una película actual, los temas no cambian con los años, así como México sigue siendo en muchos aspectos el mismo. La corrupción, la ignorancia, el abandono del Estado hacia su pueblo se hace latente en cada escena.  Luis Estrada nos va a mostrar al México de 1949. Nos hace cómplices de un sistema que al pasar de los años no cambia.

La primera escena es un linchamiento, nada más y nada menos que del Presidente Municipal del pueblo. Corte a: llega el nuevo Presidente, elegido por el Gobernador del estado, a poner algo de orden. Nuestro no tan joven político es miembro del partido en el poder (PRI) y lo mandan con la esperanza de que robe menos y tenga a la población en santa paz.

¡Ahora si me saliste más cabrón que bonito!


La ley de Herodes es una exquisita comedia del más fino humor negro. Los habitantes del pueblo parecen sacados de la mente del maestro Rius. El Doctor, líder de la oposición, culto, mojigato y panista; El Cura, te puede salvar del mismo diablo, si tienes con que pagar; la Matrona del Burdel, el poder oscuro que mueve las cosas, y no puede faltar el Secretario, que es la conciencia del Damián Alcázar, para bien o para mal.


La ley de Herodes cuenta con todos los elementos necesarios para hacer de un pueblito olvidado de la mano de Dios, un purgatorio de engaño, corrupción, muerte y sexo. El Presidente Municipal tendrá que sobrevivir al pueblo, a su partido, al sistema, a su esposa, pero sobre todo a sus decisiones.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook