Cine en casa: Macario, de Roberto Gavaldón (1960)

Cine en casa: Macario, de Roberto Gavaldón (1960)

Título: Macario
Año: 1960
País: México
Dirección: Roberto Gavaldón
Guion: Roberto Gavaldón, Emilio Carballido (Historia: Ben Traven)
Fotografía: Gabriel Figueroa
Actores: Ignacio López Tarso, Pina Pellicer, Enrique Lucero, Mario Alberto Rodríguez, José Gálvez, José Luis Jiménez.

La vida no fue fácil, Macario


La historia de Macario es la historia de un hombre con hambre. Hambre de comida, de sueños, de vida y muerte, es la historia de un hombre que se ve tentado por el mismo diablo, que se saluda con Dios y es compadre de la muerte. En la danza cotidiana de la vida y la muerte Ignacio López Tarso interpreta, magistralmente, al indio que no tiene nada, sólo su orgullo y su eterna pobreza.

Roberto Gavaldón nos trae el realismo mágico de la mano de la mismísima muerte; una muerte con hambre, una muerte canija y divertida. Una muerte que hará de Macario la marioneta de su propia vida. En un México donde existe la Santa Inquisición cualquier cosa puede pasar. El bien y el mal son una sombra borrosa de un gris atenuado.

Cuando tú te apareces ya no das tiempo de nada


Macario ha pasado gran parte de su vida en un ayuno forzado, sus hijos, que son muchos, son los que comen en su casa. Su esposa cansada de ver a su hombre en tal miseria decide robar un guajolote para cocinarlo. Macario escapa de la fatalidad de entregar el guajolote a su progenie. En la sierra como un cuento mágico se encuentra con el Diablo, al que no le da nada. Se encuentra con Dios, al que le niega la caridad. Al final cuando el hambre es más perra, se encuentra la muerte.

El cine es una expresión de la realidad de un país, su gente, sus tradiciones, su situación; Macario es sin duda una muestra de un México separado por castas, inmerso en sus tradiciones, rodeado de sueños y creencias; fanático de muerte, y sobre todo un México muy humano que habita más allá de la región transparente, en un pueblo que no es Comala, pero se parece.


Este documento audiovisual se encuentra alojado en la biblioteca del Congreso de Estados Unidos, Archive.org. Revista COCO solo actúa como curador del contenido.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook