Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)

por Santiago Salvador Belmonte Calderón
(El Gato Morrongo)

El tiempo está de mi lado


Hubo y hay en la vida de los Rolling Stones, mujeres que de verdad marcaron el rumbo de la banda, fueron el hilo conductor del proceso creativo, impusieron tendencias e ideologías, y básicamente hicieron de esta agrupación lo que es ahora. En el caso de Anita Pallemberg, por ejemplo, se puede decir que en su momento era quien tomaba las decisiones, controlando todo (como lo haría Yoko Ono con Lennon, pero en este caso con todo el grupo y de manera menos petulante, egocéntrica y chocante que Ono). En esta serie hemos tratado de dar una breve reseña de algunas de ellas, tratando de que fueran las más importantes o al menos las más representativas.

Algunas antiguas bandas o artistas como Pink Floyd, Paul Mc Cartney o Elton John, se dedican a recrear sus “buenos tiempos” y rara vez lanzan un material nuevo; y cuando lo hacen está dedicado únicamente a sus fans de siempre, sin importarles el mercado actual ni los nuevos consumidores. Este tipo de bandas ha decidido simplemente apartarse de lo que sucede en el mundo, son como viejos monjes en sus monasterios que de vez en cuando salen a predicar “la palabra” y vuelven a su encierro en dónde permanecen durante años antes de salir nuevamente.

Los Rolling Stones son muy diferentes; siguen vivos, siguen realizando giras mundiales y conciertos monumentales, siguen rompiendo records y buscando nuevos retos, siguen experimentando con las nuevas tendencias y acercándose al público joven. Incluso en sus vidas personales no son como aquellos viejos artistas en sus mansiones en el campo recluidos leyendo libros, compartiendo el tiempo con sus familias, sus nietos, sus parejas con las que llevan ya décadas. Richards vive en el centro de Manhattan, Jagger y Wood continúan seduciendo chicas de carácter, personalidad y apariencia increíble; que podrían ya no ser sus hijas, sino sus nietas; Charlie Watts, Jagger y Wood continúan yendo a los clubs de moda a escuchar a los nuevos artistas; todos ellos gustan de escuchar las nuevas tendencias (sobre las que Richards comenta acertadamente “esta música no existiría sin nosotros”).


Charlie Watts mantiene relaciones de colegas con Justin Timberlake o Lady Gaga, mientras Jagger continúa invitando a artistas como Cristina Aguilera, Katy Perry, Taylor Swift (reviendo aquella relación con la ideología “nazi” de los tiempos de Pallemberg) y muchos más. Wood continúa pintando y realizando exhibiciones en las que invita a las figuras del momento, Keith Richards no desaprovecha la ocasión para ir a tomar unos tragos con Johnny Deep o Kate Moss, ni para amenazar cara a cara a Justin Bieber en un bar y corretear con cuchillo en mano a quien se atreva a tocar su comida en las fiestas que da en su casa de campo. Todos ellos gustan de colaborar de igual manera con los viejos dioses como con los nuevos ídolos. Son una banda viva, por lo que esta serie sobre “las mujeres que forjaron…” aún no está completa.

Angie…


Mary Angela Bennet, mejor conocida como “Angie Bowie”; mitad polaca y mitad inglesa, hija de un militar yankee, vivió sus primeros años en Chipre, Suiza e Inglaterra (aunque tiene la ciudadanía de los USA). Conoció a David Bowie a los 19 años en 1969, se casaron un año después, y se divorciarían en 1980. Durante todo el periodo de su relación, Angie se dedicó a asesorar a David para la creación de sus personajes, el diseño de su imagen. La ropa, los gestos, las ideas, las poses, todo viene de Angie. Bowie le dijo al momento de proponerle matrimonio que lo que quería de ella era precisamente eso, y que necesitaba estar cerca para estudiarla, lo reafirmó con la frase “No te amo” justo antes de casarse.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Angie Bowie

Angie inició a David en el mundo de las drogas, el sexo no convencional, la magia, la brujería, el ocultismo, Aleister Crowley y el nazismo (Angie fue para David Bowie, cuyo verdadero nombre era David Jones, lo que Anita Pallemberg fue para Brian Jones). Angie lo introduciría en el mundo de la bisexualidad, oportunidad que Mick Jagger no dejaría pasar, para seducir a la pareja (juntos y por separado) poder copiar lo más posible al gran genio del pop, lo cual pensaba, lo convertiría en la estrella pop que siempre quiso ser, alejándolo del maldito estigma de sucio rockero vulgar (lo cual nunca pasaría), de paso podría tener una oportunidad con una nueva Anita Pallemberg que lo convertiría en un nuevo Brian Jones. Jagger los conoció en el Studio 54, y gracias a la cocaína logró conquistarlos y mantener una relación de trío sexual con la pareja, pero al mismo tiempo empezó a salir con Angie y con David por separado sin que ninguno de ellos lo supiera.


Jagger tomó mucho de David y de Angie Bowie para su propia imagen, en su primer álbum solista “Shes the boss” Mick maneja una imagen completamente a lo David Bowie, como se puede ver en su video “Just Another Night”. Jagger gustaba de estar con David durante sus ensayos y pretendía “ayudarlo” y “colaborar” con él mientras estaba componiendo nuevas canciones, en ese momento Bowie se encontraba creando un tema llamado “Its Only Rock´n Roll”, Mick le mostró la maqueta de la canción a Keith Richards que le dijo “Róbasela al maricón ese” (según admite Richards en su biografía). Bowie no se alteró demasiado, incluso grabó los coros de la canción con los Stones junto a Ronnie Wood, pero compuso su propia versión llamada “Diamond Dogs” en mi opinión muy superior a la de los Rolling Stones, aunque menos famosa. Ya antes David Bowie había tenido que hacer algo similar, cuando descubrió la canción “Comme DHabitude” de Claude Francois en 1969, empezó a hacer su propia letra para presentarla en inglés, pero se retractó al pensar que no era correcto plagiar descaradamente la música de Francois, cosa que si hizo Paul Anka, titulando la canción en inglés “My Way” y vendiéndosela a Frank Sinatra para crear uno de sus grandes éxitos en un momento en que Sinatra tenía décadas que había “pasado de moda”; la versión de Bowie “Even a Fool Learns to Love” nunca vió la luz, pero David compondría “Life on Mars” en 1971, canción que compite en ingenio con el ya clásico plagio realizado por Paul Anka.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
David y Angie


La relación terminó cuando Angie se encontró con Jagger y David en plena sesión sexual sin ella, por lo que pidió el divorcio. David se dio cuenta entonces de que Jagger había estado teniendo sexo también con Angela, por lo que el rompimiento de los Bowie también significo un rompimiento de ambos con Mick. Posteriormente David y Mick se reconciliarían y grabarían juntos la canción “Dancing in the Street” que para Bowie era una parodia de sí mismo como estrella pop, pero para Jagger era su consumación como ídolo del pop. En el video promocional podemos ver como Jagger se toma su papel muy en serio mientras Bowie se burla  de sí mismo, pero principalmente se burla de Jagger todo el video.


Bowie escribió para Angie las canciones “The Prettiest Star”, “Cracked Actor”,  “Golden Years” y “Something in the Air”, al menos. Jagger por su parte compuso la mítica Angie, aunque inmediatamente se filtró la noticia sobre a quién iba dirigida la canción, Mick Jagger lo negó rotundamente, pero sin aclarar entonces a sobre quien trataba esa letra. En su biografía, Keith Richards dice que la canción la compuso él para su hija Angela (recién nacida en ese momento). Yo no considero muy confiable el testimonio de Keith Richards, que en ese mismo libro dice que el fundador de los Stones fue el pobre pianista Ian Stewart, que fue el primero en acudir al anuncio de Brian Jones para integrarse al grupo que estaba formando (Jones, obviamente), y aunque Jones le puso el nombre al grupo y fungió como líder durante casi una década (incluso cobraba un sueldo mayor), mientras el pobre “Stu” fue relegado de la banda inmediatamente y trabajó como roaddie y chófer para ellos hasta el final de sus días (incluso muy pocas veces participó en las grabaciones o conciertos, a la muerte de Brian, los Rolling contrataban a otros pianistas para tocar con ellos mientras “Stu” cargaba las maletas, los instrumentos y los pañales de los niños.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Bowie y Jagger


Led Zeppelin supo valorar más a Ian que los Stones y lo invitaron a ser el piano de su clásico “Rock´n Roll”), también dice que Brian Jones no tenía ningún talento y que Bill Wyman era un bajista mediocre. Creo que la biografía de Keith, entre otras cosas, trata de asegurar para la posteridad el papel de los “Glimmer Twins” (Jagger y Richards) como únicos creativos y líderes de la banda, y a despejar todo hecho, noticia o rumor que pueda incomodar a su compañero o a él mismo. Después de un tiempo de escuchar y estudiar a los Rolling Stones y las carreras solistas de Richards y Jagger es fácil notar que la letra de “Angie” fue escrita por Mick Jagger, por si fuera poco es obvio que no se trata de una canción que alguien le hace a su hija ni a una bebé. Otras versiones aseguran que fue escrita para una prostituta, la confusión se debe a que en el mismo álbum se encuentra la canción “Starfucker”, escrita para una groupie. Mismo caso sobre el mito de un espantoso grito desgarrador en medio de la canción; el grito se escucha en la satánica “Dancing With Mr. D” de ese también misterioso álbum, no en Angie.


Tomando en cuenta la temática de “Dancing With Mr. D” y las prácticas de los Rolling Stones en esos momentos en que aún se encontraba Anita entre ellos, quizás es mejor no indagar en ese escalofriante grito que poco o nada tiene que ver con el tema “Angie”.


Angie Bowie escribió los libros “Free Spirit” en 1981 y “Life on the Wild Side with David Bowie” en 1993; apareció en varias películas y obras de teatro; gravó los discos “The World is Changing” en 1996, “Moon Goddess” en 2002 (en donde canta “The last time” de los Stones), y “Fancy Footwork” en 2015.

LEER TAMBIÉN: Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 04)

Bueno, ella es muy respetable en sociedad


Margaret Trudeau, la esposa de Pierre Eliot Trudeau, el Primer Ministro de Canadá en los 70´s y madre del actual Primer Ministro Canadiense, era una visitante asidua del Studio 54. Amiga de Andy Warhol, se había practicado un aborto cuando era menor de edad y el aborto estaba penalizado en Canadá por el conservador Partido Liberal al que pertenecía quién después sería su esposo. Margaret gustaba de fumar mariguana en la Residencia Oficial e ir a conciertos de rock. Fue en su habitación de hotel en Toronto durante una gira de los Stones en dónde la policía arrestó a Keith Richards en 1977 por posesión de heroína. Eso lanzó una noticia a todos los medios de la época que ayudó a los canadienses a entender porque la Primera Dama había estado ausente de los eventos oficiales últimamente; sucede que estaba siguiendo a los Rolling Stones como una groupie más, y de hecho (según la prensa) mantenía una relación con Mick Jagger.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Margaret Trudeau


Los medios corrieron a tratar de obtener fotografías de la pareja, mientras el Primer Ministro Canadiense trataba de explicar que la Primera Dama era “una señora decente”, Keith Richards se enfrentaba nuevamente a una condena por posesión de drogas, y Mick Jagger demandaba a los reporteros por difamación; algo muy raro en Jagger que nunca le importó si se descubrían sus amoríos con mujeres sin importar que fueran casadas, viudas, divorciadas, princesas o menores de edad. Esto último desconcertó a la prensa que incluso detuvo la difusión de la gran noticia y la promoción sobre la condena de Richards a cambio de que Jagger retirara su amenaza, pues las primeras fotografías de la pareja demostraron que el amante de Margaret no era Jagger, sino Ronnie Wood.

Margaret Trudeau, que además es una excelente abogada, logró salir airosa al explicar que sufre trastorno bipolar y no controla sus acciones. Por supuesto, se divorció de su marido y el tema fue olvidado casi por completo.

Pattie Boyd 


Ronnie conoció a Pattie en 1975 en un concierto de Eric Clapton cuando ella era esposa de George Harrison y amante de Clapton, Eric Clapton escribió la canción “Layla” para ella. En ese mismo concierto Clapton le pidió a Harrison dejar a Pattie, él le preguntó a su esposa si eso era lo que ella deseaba, a lo que ella asintió. El exBeatle dejó el lugar y a su esposa en los brazos de Clapton.


Acto seguido la pareja se fue de vacaciones a Portugal junto con Ronnie y su esposa Krissie, en ese viaje las parejas realizaron varios intercambios sexuales, sin que eso supusiera un problema ni generara rencores entre los músicos y sus chicas. Ronnie siguió viendo a Pattie durante algunos años, manteniendo una relación bastante intensa, incluso en una ocasión George Harrison (que aún estaba casado con ella) la encontró en la casa de Ron Wood y lo amenazó con demandarlo (cosa que nunca hizo), pero la noticia causó el divorcio de Ronnie y Krissie.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Pattie Boyd


George Harrison le dedicaría el tema “Something” en 1969 (según Sinatra la mejor canción de Lennon y McCartney); y Clapton aparte de “Layla” le dedicó varios temas, entre ellos “Old Love”, un tema que no fue del agrado de ella, poco antes de su divorcio.

Hasta la próxima vez que nos digamos adiós


En la actualidad Ron Wood de 72 años se encuentra casado con la actriz Sally Humpers de 41, se casaron en 2012 con quien lleva una vida feliz y estable al lado de sus dos hijas. Keith Richards actualmente con 75 años, se casó en 1983 con la actriz y modelo Patti Hansen (actualmente de 63 años) en Los Cabos, Baja California con quien tiene dos hijas. Keith y Patti se habían conocido en el Studio 54, y después de una no muy convencional relación decidieron casarse, lo que le dio al guitarrista la estabilidad que nunca antes había podido gozar.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Patti Hansen y Keith Richards


Charlie Watts sigue casado desde 1964 con Shirley Ann Shepherd, la única infidelidad de la pareja fue cuando ella lo engañó a los pocos días de casados. Watts encontró al amante en la casa, le pidió amablemente que se fuera y nunca nadie volvió a tocar el tema.

Bill Wyman, el “Viejo Bill” tiene ya 82 años, tiene varios negocios, se dedica a la fotografía y la arqueología, musicalmente sus álbumes como solista tienen mejor calidad en todos los aspectos que los de sus antiguos camaradas (además de que tiene una discografía mucho más numerosa y versátil). Su más reciente álbum de 2015 “Back to the Basics” es precisamente una revisión de sus antiguos éxitos, covers de sus canciones favoritas y canciones que nunca había grabado. Mantiene el Sticky Fingers Café, del cual dona las ganancias a obras de caridad, se dice que es el más estable de los Rolling Stones y el único que logró la paz mental. En 1993 se casó con la actriz Suzanne Acosta con la que tiene tres hijos.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Suzanne Acosta y Bill Wyman


Jagger de 75 años mantiene su relación con la actriz y bailarina Melanie Hamrick de 31 de manera relativamente estable. Melanie estaba comprometida con el bailarín cubano Manuel Carreño; pero una vez más el espíritu competitivo del Tiranosaurio del Rock entró en acción quitándole la prometida al joven bailarín.

Some Girls: Las mujeres que forjaron a los Rolling Stones (parte 05 y última)
Melanie Hamrick


Esta vez Jagger ha declarado que es momento de “sentar cabeza” y ser “hombre de una sola mujer” aunque las personas más cercanas a Mick dudan mucho que esto pueda ser posible.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook