La Hoguera de las Vanidades; el festín de lo absurdo

La Hoguera de las Vanidades; el festín de lo absurdo


por Javier Benitez Martínez

Título: La Hoguera de las Vanidades (The Bonfire of the Vanities)
Año: 1990
País: Estados Unidos
Dirección: Brian De Palma
Guion: Michael Cristofer (Novela: Tom Wolfe)
Reparto: Tom Hanks, Melanie Griffith, Bruce Willis, Morgan Freeman, F. Murray Abraham, John Hancock, Kim Cattrall, Saul Rubinek, Rita Wilson, Kurt Fuller, Kevin Dunn, Donald Moffat, Alan King, Robert Stephens, Kirsten Dunst, Clifton James, Adam LeFevre, Richard Libertini, Patrick Malone.

La sanación más segura para la vanidad es la soledad.


Podrías decir que el universo complota en tu contra, o que son tus decisiones las que te llevan al despeñadero, lo cierto es que Tom Hanks decide salir con su amante, prestarle el coche, tomar la desviación equivocada, atropellar a un hombre de raza negra y por si fuera poco mentir al respecto y echarse la culpa.

La Hoguera de las Vanidades es una comedia de humor negro, donde la mentira es el motor que llevará a Tom Hanks al borde del mismo infierno. Es la historia de dos hombres uno empieza con todo y en el proceso lo ira perdiendo todo, el otro, no tiene nada y lo ganará todo.

Lo único que falta saber es cuánto vas a perder


Tom Hanks es un hombre de éxito, tiene un trabajo que le permite vivir en un piso frente al Central Park en N.Y. El otro, Bruce Willis es un reportero, alcohólico, venido a menos que está por perder hasta el trabajo. Los dos se embarcarán en una travesía de engaño y desesperación por la conquista de sus almas.

La Hoguera de las Vanidades es la radiografía de una alta sociedad que vive pensando en sus intereses. El Fiscal de Distrito hará lo que sea necesario para crucificar a Tom Hanks y buscar la reelección. El Pastor de la iglesia buscará tener más adeptos y poder. La prensa incendiará la situación con tal de vender periódicos. Bruce Willis aprovechará toda esta situación para regresar a la senda del éxito.


En una sociedad donde todo se corrompe y el poder es usado en tu contra, donde la moral, la justicia están subastadas al mejor postor, la mentira parece ser la única salvación que cualquiera pueda tener. “¿De qué le sirve al hombre ganar al mundo si pierde su alma?

Tal vez te interesen estas entradas

facebook