La ley de la calle, decirlo no es hacerlo

La ley de la calle, decirlo no es hacerlo

Autor: Javier Benítez Martínez

Título: La Ley de la calle (Rumble Fish)
Año: 1983
Director: Francis Ford Coppola
Escritores: S.E. Hinton (novela), S.E. Hinton (Guion), Francis Ford Coppola 
Actores: Matt Dillon, Mickey Rourke, Diane Lane, Dennis Hopper, Nicolas Cage, Vincent Spano, Diana Scarwid, Chris Penn, Tom Waits, Laurence Fishburne, Sofia Coppola, William Smith, Michael Higgins

“Even the most primite societies have an innate resepect for the insane.” 


En una distópica realidad Rusty James (Matt Dillon) tratará de revivir la gloria de pertenecer a la mejor pandilla que impera en las calles, ser el más fuerte y que todos le teman y respeten. Rumble Fish es una mezcla bizarra entre West Side Story y The Warriors. Filmada en blanco y negro, Coppola nos adentra en el mundo de las pandillas, de la violencia, los anti héroes, pero sobre todo nos da su peculiar versión de los hechos.

Rumble Fish es la historia de dos hermanos en una sociedad que los ha abandonado y dejado a su suerte. Es la juventud americana de los ochenta que descubre que los mejores tiempos han pasado y que el futuro es incierto. Por un lado, tenemos a Mickey Rourke, (El Chico de la Moto), nuestro insano héroe que después de descender a las oscuridades del infierno recupera su cordura y regresa para salvar a su hermano. Por el otro a Matt Dillon (Rusty James) el hermano pequeño e inmaduro que sólo quiere vivir libre y rebelde, desafiando a la sociedad.


Francis Ford Coppola junta a toda una nueva generación de actores, recién salidos del horno, para llevarlos a una odisea onírica de asfalto donde la realidad es más profunda que la decadencia de sus calles. Rumble Fish es una obra maestra, que te confronta, te cuestiona y te hace reflexionar en el porqué de la vida. Su música, su ritmo, la solidez de sus personajes, la trama, la frescura de sus actores, y el genio de Coppola, hacen que Rumble Fish sea un fiel testigo de una época decaída y distorsionada que vive en el desasosiego del fin de la Guerra Fría.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook