Snatch: El lado amable de la delincuencia

Snatch: El lado amable de la delincuencia


por Javier Benitez Martínez

Título: Snatch

Año: 2000

País: Reino Unido

Dirección: Guy Ritchie

Guion: Guy Ritchie

Actores: Jason Statham, Stephen Graham, Brad Pitt, Alan Ford, Vinnie Jones, Rade Serbedzija, Dennis Farina, Benicio del Toro, Mike Reid, Ade, Robbie Gee, Lennie James, Ewen Bremner, Jason Flemyng, Andy Beckwith


Snatch: ¿Sabes lo que significa la palabra némesis?


Snatch, arrebatar, despojar, raptar, robar, arrancar, etc. Guy Ritchie después de su éxito con: “Juegos, trampas y dos armas humeantes” nos trae esta hilarante comedia de enredos y humor negro, donde utiliza todos los sinónimos posibles para elaborar el guion. La trama es sencilla: Un grupo de criminales se roba un diamante que será el detonante de diversos enredos con tal de hacerse con él.


“Nunca subestimes lo predecible que es la estupidez humana”


Snatch es una película de villanos por relevos; desde la primera escena en la que Benicio del Toro acompañado de sus amigos Rabíes asaltan la joyería, hasta la última con Dennis Farina que regresa a Londres, tenemos un desfile interminable de excelentes actores, enredados en laberinto de muerte, violencia y desesperación. Guy Ritchie nos presenta el Londres del bajo mundo, caótico, oscuro, pero desde una perspectiva un tanto sarcástica.

“Deshacerse de un cuerpo entero siempre da problemas”


La narrativa visual de Guy Ritchie tiene su estilo propio, escenas encontradas, flash backs y flash forwards que van conformando la composición, a eso le agregas: un manager de box (Jason Statham) en problemas, un gitano (Brad Pitt) dispuesto a ayudarlo, a su manera, un jefe mafioso (Alan Ford) dispuesto a todo; más una interminable lista de pequeños delincuentes que se van sumando a la historia, tenemos como resultado una película dinámica, que no da tiempo a respirar.

La historia de Snatch, es encontrar el diamante de 84 quilates, pero es sólo la excusa para pasearnos por las calles de Londres, para reírnos de la violencia sin sentido, disfrutar de las actuaciones magistrales de sus protagonistas y sobre todo introducir una narrativa visual novedosa.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook