La Tregua, el mundo triste de Mario Benedetti

El escritor, dramaturgo, periodista y poeta romántico uruguayo Mario Benedetti, escribe La Tregua en 1959, y desde entonces ha sido una obra bastante reconocida en el ámbito de la narrativa, hasta el punto de que no se logra hablar del viejito risueño, carismático, sentimentalista y poeta de la vida y el amor, sin mencionar esta obra escrita en forma de un diario personal.

La vida de Oficina: Aburrida


Situada en Montevideo, la historia de la Tregua envuelve la vida de un hombre sombrío, casi cincuentón, que está a punto de jubilarse y eso le vuelve la vida oficinesca más aburrida de lo que ya es, donde las salidas, las aventuras,  son su único medio de distracción. Viudo y con tres hijos maduros que no hablan mucho, Martín Santomé no sabe qué hará en su próximo tiempo de ocio de tiempo completo, mientras tanto una chica comienza a figurar entre sus escritos, una nueva empleada, amable, sincera y delgada.

“De vez en cuando le echaba un vistazo. Tiene lindas piernas. Todavía no trabaja automáticamente, así que se fatiga. Además es inquieta, nerviosa. Creo que mi jerarquía (pobre inexperta) la cohíbe un poco. Cuando dice {{Señor Santomé}}, siempre pestañea. No es una preciosura. Bueno, sonríe pasablemente. Algo es algo.”

La Tregua,el mundo triste de Mario Benedetti

La Tregua: una historia de amor


Con mucho que pensar, Martín Santomé se lanza en busca de un nuevo amor, y su vida gris, rutinaria, se llena de energía y vitalidad gracias a la presencia de Laura Avellaneda. Él piensa mucho en Dios, nunca ha creído en él, ni en las definiciones que los demás dicen sobre él, pero la llegada del enamoramiento, el nuevo color de su vida, le dejan mucho que cavilar sobre la presencia de este en su vida, mientras cree estar muy cerca de la cumbre de la máxima felicidad y cuando en su vida se entremeten sus hijos y sus problemas.

La Tregua fue adaptada al cine en dos ocasiones, una de ellas fue en 2003 hecha por mexicanos. Mario Benedetti plasma en su protagonista sus pensamientos y sabe describir a palabra precisa los sentimientos. Martín, sin ningún medio para poder hacer algo, vuelve a su vida gris, deprimente, a esperar la muerte tras un hecho sin precedentes.

Mario Benedetti (1929-2009) nació y  murió en su país natal, Uruguay, fue integrante de la Generación del 45, entre los que destacan Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti. Sus poemas apelan a los sentimientos más sensibles (cavidades inexploradas del corazón) lo que lo convierte en un autor favorito de poemas románticos y de cantos a la vida.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook