YUMEX: Mariachis, Quesadas y Salsa de Yogur

México emerge como Superpotencia en Medios de Difusión Masiva


"De todas las artes, el cine es para nosotros lo más importante". Diría Vladimir Lenin después de la victoria de la revolución comunista en Rusia. Tenía toda la razón; No solo porque en la URSS de ese momento, con un 80% de analfabetismo; La radio y el cine se convirtieron en la mejor forma de educación para las masas, sino también porque los medios audiovisuales demostrarían ser la mejor manera de comunicar ideas incluso en países más desarrollados.


Del otro lado del océano, un país con un partido estatal proveniente de una revolución anterior a la rusa, seguiría con entusiasmo las ideas proclamadas por el líder soviético. Aunque el cine había llegado a México, mucho antes de la Revolución Mexicana; En 1896, un año después de su aparición en París, México fue el primer país del continente americano en disfrutar del nuevo medio. Fue también el único país en América donde los Lumiere realizaron películas. En 1897 se realizó la primera producción mexicana, y en 1906  el primer largometraje mexicano. El sonido se incorporó al cine en 1927 en Francia, y solo dos años después, en México; La tercera máquina en el mundo que obtuvo el registro de sonido óptico para películas fue creada en México, y también fue el primer equipo portátil del mundo.


YUMEX: Mariachis, Quesadas y Salsa de Yogur - Revista COCO

El ambiente intelectual mexicano estaba dominado por dos ideas: revolución y socialismo. La Revolución Rusa de 1917 había impreso una huella tan importante como la Revolución Mexicana en el pensamiento de los intelectuales. México vivió el esplendor del muralismo; David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, José Clemente Orozco y Juan O'Gorman, entre otros grandes artistas, formaron parte de un movimiento que se comparó con el Renacimiento italiano, aunque desafortunadamente el cine demostró ser un aparato de difusión más efectivo que los murales, por lo que el estado terminó con la gran era del muralismo, y comenzó el Período Dorado de las Películas Mexicanas.


Entre 1930 y 1932, Sergei Eisenstein estuvo filmando en México. Lo que alentó aún más al gobierno mexicano a crear su propia industria cinematográfica como una máquina de difusión y propaganda. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el cine mexicano ya había alcanzado un alto nivel técnico y artístico y tenía un mercado bien establecido, tanto dentro como fuera del país.


YUMEX: Mariachis, Quesadas y Salsa de Yogur - Revista COCO

Pronto aparecería otro medio de comunicación que reemplazaría al cine: la televisión. Las primeras transmisiones de la televisión mexicana comenzaron en 1950. En 1955 se formó Telesistema Mexicano, y el 8 de enero de 1973, Televisa (Televisión Vía Satélite). En 1976, Televisa exportó sus contenidos a Univisión, lo que le permitió llegar a audiencias de habla hispana en todo el mundo. En los años setenta, Televisa llevó su programación a Europa, instalando la agencia Iberovisa en España. En la siguiente década, la filial Eurovisa abrió en Holanda.


En 1988 se lanzó el canal internacional Galavisión a través de una red de enlaces con cinco satélites, transmitiendo telenovelas, variedades, deportes y noticias a todo el mundo. El mismo año, surgió ECO, el primer sistema de noticias en español vía satélite para América, Europa y África del Norte.


Hoy en día, la compañía tiene presencia  todo el mundo en diferentes líneas de negocio como son: televisión de pago, internet, dispositivos móviles, digitales, productos de consumo, eventos en vivo, juegos, cine, publicaciones, radio, doblaje. , animación, música, deportes y sorteos. Y crea la Organización Iberoamericana de Televisión, OTI.


Al asumir la presidencia en 1970, Luis Echeverría Álvarez retomó los medios de comunicación como una prioridad. El gobierno utilizó sistemáticamente el cine, la radio y la televisión como canales formales de comunicación nacional e internacional. El cine experimentó una nacionalización aún mayor. Se crearon tres compañías de producción cinematográfica, propiedad del Estado: Conacine, Conacite I y Conacite II. Otras acciones del gobierno de Echeverría, dirigidas a mejorar la producción cinematográfica, fueron: la reconstitución de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas y los Premios Ariel, en 1972; La inauguración de la Cineteca Nacional, en 1974, y la creación del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), en 1975. Con lo que México se convierte en una potencia en términos de producción de cine, televisión y música en todo el mundo.



¿Y el YuMex?


A principios de esta década, el escritor esloveno Miha Mazzini se da cuenta de la extraña influencia de la cultura mexicana en las antiguas repúblicas yugoslavas, lo que lo lleva a una investigación exhaustiva de la que surgirán una novela, un documental y otros proyectos. Todo debido a la pregunta "¿Cómo sucedió todo esto?" En 1948, Yugoslavia rompió relaciones con la Unión Soviética, por lo que estaba en una posición complicada, a medio camino entre el Este y el Oeste. No podían proyectar películas con la ideología capitalista de Hollywood en los cines, y tampoco podían importar películas soviéticas. Entonces se dirigieron a uno de sus aliados dentro del Bloque de los No Alineados.




"La leyenda, aunque no hay un registro escrito de esto, cuenta que un general yugoslavo que había estudiado en París y había visto cine mexicano antes de la Segunda Guerra Mundial, sugirió que la solución podría pasar a importar cine mexicano ", explica Miha Mazzini.



Además, el cine mexicano estaba lleno de referencias a la Revolución, la Reforma Agraria, y una ideología compatible con la del "Tercer Bloque" creado por Tito y liderado por Yugoslavia.


El estallido de esta nueva subcultura empezó con la película "Un día de vida", dirigida por Emilio Fernández en 1950. "Entre 1952 y 1953 se proyectó en Zagreb (capital de Croacia) al menos 200 veces sin interrupción", dice el músico y editor de discos croata Sinisa Skarica. “Un día de vida" (Jedan dan zivota) cuenta los últimos días de un joven militar que morirá fusilado por razones políticas durante la Revolución Mexicana. En una de las secuencias más conmovedoras, le cantan "Las mañanitas" a la madre del interno con motivo de su santo. En la cultura yugoslava se reinterpretó esa tradicional canción de cumpleaños mexicana (de origen sefardita) como una canción para el Día de las Madres. La única copia original que queda de "Un día de vida" se conserva hoy en la Cinemateca de Belgrado después de que el famoso incendio que devastó la antigua Cineteca Nacional de México destruyó las que estaban ahí.


Pronto surgieron en toda Yugoslavia grupos y cantantes de música mexicana y música inspirada en México. El género es conocido como YuMex. El Trio Jovanovic, Dukic, Tomljanovic, Ansambel Magnifico, el Trio Paloma o el Trío Tividi fueron algunos de los creadores del movimiento Yu-Mex. El mariachi yugoslavo Slavko Perovic, una de las más grandes estrellas del género YuMex, vendió más de un millón de discos en los años 60´s en un país de solo 16 millones de habitantes. Mucha gente comenzó a vestirse al estilo mexicano, a usar palabras y frases en español, a sentirse como mexicanos. “En Yugoslavia, todos los que hablaban español eran mexicanos", dice Mazzini.


YUMEX: Mariachis, Quesadas y Salsa de Yogur - Revista COCO

El movimiento nació en los años 50´s, pero fue en la década siguiente cuando alcanzó su apogeo. Primero, los "mariachis yugoslavos "se limitaron a cantar canciones mexicanas en español, luego comenzaron a traducirlas y, con el tiempo, llegaron a crear sus propios temas. Los jóvenes acudían al cine con una grabadora casera para grabar la música de las películas, y así con esas grabaciones tardaban horas o días descifrando los acordes y las letras (una proeza de por sí, debido a la mala calidad de las grabaciones, pero más aún porque se trataba de personas que no hablaban nada de español). A veces, algunas de las canciones que adaptaron ni siquiera eran mexicanas, sino paraguayas, españolas, argentinas o chilenas. Todas ellas, sin embargo, son consideradas como Yu-Mex. Nikola Karovic, uno de los cantantes más conocidos de YuMex , nos dice que el propio Marshal Tito era un amante de este tipo de música y llegó a cantar 102 veces para él.


Pero la conexión entre el público yugoslavo y la música y el cine mexicanos también responde a razones que van más allá de la "geopolítica cultural" de la Guerra Fría: las canciones mexicanas hablan de amor, de dolor, de decepción, de heroísmo, de muerte. Y en Yugoslavia encontraron, una cultura afín a la mexicana, una audiencia ávida para esos temas.


YUMEX: Mariachis, Quesadas y Salsa de Yogur - Revista COCO

"Una gran parte de la población estaba de luto por alguien, y estas canciones tristes y emocionales se conectaron bien con la audiencia. De niño recuerdo haber visto 'Un día de vida' en un cine lleno de mujeres mayores que lloraban desde el principio hasta el final", dice Mazzini. "También hay una conexión que podríamos llamar antropológica en la cuestión del sufrimiento cristiano que los mexicanos representan mucho en su cultura y asimismo sucede con la gente de los Balcanes, es una visión del sufrimiento como algo positivo, cuanto más sufres, más Mejor persona eres", añade. “Los mexicanos son muy similares a los serbios. Cuando se ríen, realmente se ríen, y cuando lloran, realmente lloran", dice Slavko Perovic.


Es ya en sí increíble la similitud entre la música balcánica y el mariachi del centro de México. A diferencia de lo que sucedió con la música del norte de México y la música alemana, rusa y polaca, cuya similitud se da gracias a la migración de estas poblaciones a la región, en este caso fue el Imperio Napoleónico el que sirvió de conexión y retroalimentación entre las dos culturas. Por supuesto que también influye la raíz gitana tanto en México como en Yugoslavia. Actualmente, el cineasta mexicano Francisco Ohem realiza "Los mariachis perdidos del Mariscal Tito", un documental novelado que explica cómo surgió el género de Yu-Mex en la antigua Yugoslavia. La mitad de este proyecto se ha filmado en México y la otra mitad se realiza actualmente en los países que conformaban Yugoslavia: Croacia, Serbia, Eslovenia, Bosnia y Macedonia.


YUMEX: Mariachis, Quesadas y Salsa de Yogur - Revista COCO

Ver el documental Yumex: Jugoslovanska Mehika de Miha Mazzini

El YuMex hoy


La música de Yu-Mex entró en declive a finales de los 60 hasta que prácticamente desapareció. Pero el YuMex va mucho más allá del cine, la música y la ropa. Gracias al monopolio de Televisa que comentamos hace un momento; No es raro encontrar chicas e incluso hombres en las repúblicas yugoslavas que aprendieron a hablar español gracias a las Telenovelas, e incluso algunas idealizan el "estilo de vida mexicano", que ven en la televisión. Televisa y otras compañías han promovido la música en español (no siempre mexicana y, lamentablemente, no es exactamente la mejor calidad) que compite con la música local y la música en inglés o italiano. Cada año se celebra en la Istria Croata uno de los festivales de Salsa más importantes del mundo. En esta región, se identifica más con México que con Colombia a la música Salsa.


Aún ahora es factible encontrar en “las yugoslavias”, no sólo personas de más de 50 años, sino también jóvenes vestidos de mariachi y de charro, y hablando un español similar al de las antiguas películas mexicanas, bailando flamenco o tango, perteneciendo a Mariachis, Tríos y otras agrupaciones musicales tipo mexicano. También es muy común escuchar frases de telenovela en conversaciones coloquiales entre personas que pueden mantener largas y coherentes conversaciones en español a pesar de nunca haber estudiado el idioma ni haber viajado a algún país hispano, ni tener ningún tipo de relación con hispanoparlantes. Incluso hay muchos que simplemente insertan palabras y frases en español en su vida cotidiana.


[embed]https://youtu.be/CcYXihpTtwM[/embed]

En los Balcanes también hay muchos restaurantes "mexicanos", muchos de los cuales sirven platos que están muy lejos de la comida mexicana. Incluso algunos se definen como "TexMex", pero el TexMex en gastronomía, se refiere primordialmente a la comida que se consume principalmente en los estados de Texas y Nuevo México (de ahí su nombre), pero también en toda esa región que comienza desde California hasta el centro de México; y tiene poco que ver con platillos como "Quesadas" (una palabra que no existe en México ni en ninguno de los países hispanos) y "Enchiladas" y "Nachos" muy diferentes de los preparados en las federaciones norteamericanas. Sin mencionar las deliciosas salsas de yogurt y la omnipresencia de la paprika y el repollo en casi todos los platos (estos dos artículos rara vez aparecen en la comida mexicana, y el yogur nunca). También es gracioso encontrar siempre presente el guacamole junto con la salsa roja y la salsa de yogur, los clientes exigen el guacamole a pesar de que no lo consumen, lo consideran un elemento decorativo que junto con las otras dos salsas recrea los colores de la bandera mexicana.  Esa comida no es TexMex, es YuMex.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook