Tenga para que se entretenga, de José Emilio Pacheco

Tenga para que se entretenga, de José Emilio Pacheco

por Alan Fernando Padilla Ávalos


¿Te gustan las historias policíacas? Porque este es un caso muy enigmático. Tenga para que se entretenga es una historia presente en el libro El principio del placer del escritor chilango, José Emilio Pacheco. Redactado como un reporte policíaco o detectivesco, impregna al lector de intriga y misterio, con un caso muy singular acontecido allá en los años de 1940 a 1970 en la Ciudad de los Palacios.

¿Qué ocurrió?


El caso a resolver pareciera ser sencillo, desaparece un niño de nombre Rafael, hay que encontrarlo, pero ahora sí que se mueve a casi toda policía porque el niño viene de una familia importante, los Andrade, con influencias en el gobierno mexicano. Al detective privado Ernesto Domínguez Puga lo meten en el caso, y le resulta también muy insólito y llena de varias facciones para investigar.

El hecho ocurre en el icónico Bosque de Chapultepec, cerca del lugar donde se entrenan unos torerillos. Cuando va pasando el tiempo, en lugar de esclarecerse algún enigma, solo se enturbia más, porque la sociedad plantea responsables (se hizo público el dilema), como decir que la joven madre del niño tenía romances con los torerillos, quienes se vieron involucrados en el asunto al ir a ayudar a Olga para encontrar a su hijo.

La Rosa, un Alfiler y El periódico


Estos tres objetos forman parte esencial de lo acontecido. Se vuelve muy interesante el periódico porque data de los años del Segundo Imperio Mexicano. Las descripciones y las forma en que dice la señora Olga que ocurrieron los hechos, van enmarañando más el problema, hasta quedarse sin solución.

Sin embargo, investigado más sobre el contexto de México en aquel entonces, el gobierno de Ávila Camacho, es que se puede escarbar mejor el problema. Incluso las palabrerías de la chusma podrían resultar útiles. La solución podría presentarse en variadas facciones de ritos prehispánicos, amoríos, engaños etc., donde el perjudicado fue Rafaelito.

Esperamos que leas Tenga para que se entretenga y nos compartas tus razones acerca de la solución posible de este caso.



José Emilio Pacheco (1939- 2014) Fue un traductor, ensayista, y notable escritor mexicano porque entremezcla asuntos históricos y políticos con sus historias. Estudió Derecho y Letras en la UNAM, realizó investigaciones para el Instituto Nacional de Antropología e Historia, fue jefe de la redacción del Suplemento México en la cultura y un Gran Poeta.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook