Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista

Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista


Autor: Daniel Ríos Rocha

Angela Davis nació en 1944 en Birmingham, Alabama, y vivió la segregación racial desde su infancia. Curso estudios en una escuela segregada y residió con sus padres en la célebre Colonia Dinamita, llamada así por el gran número de casas de afroamericanos dinamitadas por los miembros del Ku Klux Klan.

A comienzos de los años 60 conoció a los existencialistas francés Jean Paul Sartre y Albert Camus, además de Herbert Marcuse. Davis realizó estudios de filosofía en la Universidad de Frankfurt en 1965, donde frecuentó a la Federación Socialista Alemana de Estudiantes y participó en manifestaciones contra la intervención norteamericana en Vietnam. En París asiste a una serie de conferencias del filósofo alemán Teodoro Adorno, uno de los más representantes de la Escuela de Frankfurt y de la teoría crítica de inspiración marxista.

Paralelamente surge en Estados Unidos un movimiento de liberación afroamericana conocido con el nombre de Black Power. Motivada por este hecho, decide volver a Estados Unidos y se matrícula en la Universidad de California.

Militancia política


La militancia política de Davis pasa del Comité Político No violento Estudiantil, a su afiliación al Partido Comunista de los Estados Unidos y su simpatía por los Panteras Negras. Tras su afiliación al Partido Comunista, la Universidad de California rescinde su contrato por presiones del FBI, donde era catedrática de filosofía. En 1969 viaja a Cuba, donde constata la distorsión de la propaganda imperialista en relación a los logros de la Revolución Cubana, donde el racismo había sido prácticamente erradicado de la isla. Gracias a su formación marxista, Davis comprendió que la lucha antirracista y obreras se encontraban fuertemente ligadas, y pudo articular éstas a la lucha por la supresión de género y clase.


No se entendería la militancia política de Angela Davis sin mencionar a el Partido de las Panteras Negras, la organización Revolucionaria más importante de toda la década de los años 60 en Estados Unidos. Los Panteras Negras fue el principal motivo de inspiración para las comunidades afroamericanas que vivían situaciones de colonialismo. Su ideología se plasmó en el llamado Programa de los 10 puntos, que constituyó un llamamiento a: la libertad, pleno empleo, vivienda digna, educación permanente de los afroamericanos, sanidad gratuita y otras reivindicaciones de carácter social y político como el fin de acabar con las guerras de agresión a las comunidades afroamericanas.

Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista


Los Soledad Brothers


El nombre de Angela Davis se hizo popular al ser asociada con los Soledad Brothers. Encarcelado desde 1960 a los 18 años, George Jackson había formado una sucursal de los Panteras Negras en prisión. El 16 de enero de 1969, un guardia fue asesinado en prisión, Jackson y otros dos presos fueron declarados culpables del hecho. En agosto de ese mismo año, el hermano de George, Jonathan Jackson de 17 años, armado con una metralleta tomó como rehén al juez Harold Haley y pidió la liberación de su hermano y otros dos reos. Jonathan resultó herido y posteriormente asesinado.

Meses después, George Jackson publicó el libro Soledad Brothers: Cartas desde la prisión. El 21 de agosto de 1971 Jackson era ametrallado a sangre fría en el patio de la prisión de San Quintín. Se le encontró una pistola automática de 9 milímetros y los guardias justificaron el hecho, argumentando que Jackson trataba de fugarse. De inmediato, se acusó a Angela Davis de haber introducido la pistola en prisión, ya que había comenzado una campaña para mejorar la situación de los presos en las cárceles y, desde el principio, había demostrado su interés por el caso de los Soledad Brothers.

Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista



Tras la acusación, Angela decidió huir. El FBI la definió como una de las criminales más buscadas, mientras en multitud de puertas y ventanas de Estados Unidos podía leerse la siguiente frase: Angela, hermana, eres bienvenida en esta casa. Dos meses después era detenida y encarcelada. Durante su estancia en prisión publicó su libro If They Come in the Morning: Voices of Resistance, al tiempo que se desataba en las protestas a nivel mundial pidiendo su libertad.

Free Angela


Free Angela fue el movimiento de protesta civil más importantes de Estados Unidos, en la primera mitad de los años 70. Angela Davis fue absuelta de todos los cargos tras permanecer 16 meses en prisión, sin embargo, se lo impidió realizar cualquier actividad docente en cualquier universidad americana. Tras la presión popular masiva, Davis pudo reinstalarse en la Universidad de California.

Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista



Catedrática de Estudios de la Mujer y de Etnia, en la Universidad Estatal de San Francisco, apoyó la lucha de los sandinistas en Nicaragua y a finales de los 70 visitó la Unión Soviética para recibir el premio Lenin de la Paz. Más tarde, en 1997 se declaró públicamente lesbiana, sumando al hecho de ser mujer y negra, un estigma social más. Davis se convirtió así en un mayor ejemplo de superación y lucha.

Perspectiva de género


La ya entonces reconocida activista, no sólo tuvo que enfrentarse a la discriminación racial, sino también a los prejuicios de algunos de sus compañeros de lucha, que utilizaban el activismo político para firmar su virilidad y pretendían relegar a la mujer a los papeles tradicionales.

En su libro Mujeres, Raza y Clase publicado en 1981, desvela las causas que llevaron a que las reivindicaciones de las mujeres negras fueran sistemáticamente invisibilizadas. Angela Davis ofrece un análisis riguroso y esclarecedor, que no sólo pone de manifiesto las estrategias de lucha de las mujeres negras, sino también, los problemas de composición de las diferencias que siguen desgarrando los movimientos políticos actuales.

Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista



Traza un recorrido tanto por los mitos, como por las lagunas históricas de la experiencia de las mujeres negras; el sexismo en las luchas por la abolición de la esclavitud; el racismo en el movimiento sufragista; y la articulación de la raza y la clase en los primeros momentos de la lucha por la emancipación de las mujeres. Este análisis ayuda a entender las dinámicas de explotación y las estrategias de liberación, no sólo de las mujeres negras, sino de todas las mujeres.

Angela Davis, un legado de rebeldía


En los últimos años, Angela Davis ha sido objeto de múltiples homenajes y galardones, respetada y admirada en el mundo.  Recibió el Premio por los Derechos Humanos del 2004 otorgado por la Sociedad para la Protección de los Derechos Civiles y la Dignidad Humana, con sede en Berlín. En 2006 recibió el premio Thomas Merton, por su lucha por la justicia en Estados Unidos y en el mundo. En diciembre de 2014 recibió el título de Doctor Honoris causa de la Universidad de Nanterre, Francia.

Angela Davis: mujer, negra, lesbiana y comunista


El mito ha trascendido a la persona. Angela Davis es un icono del siglo XX, la mujer que en los 70 puso de moda el pelo al estilo afro y toda una estética y una actitud rebelde ante la vida. Su figura, como la del Che Guevara o Malcolm X es inconfundible, y sirve como vehículo para que las reivindicaciones por los derechos civiles lleguen con más fuerza a diferentes sectores sociales, dentro y fuera de los Estados Unidos.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook