V de Venganza. El poder de una idea

V de Venganza. El poder de una idea

por Javier Benitez Martínez

Titulo: V de Venganza (V for Vendetta).
Dirección: James McTeigue.
Actuación: Hugo Weaving, Natalie Portman, Stephen Rea, John Hurt, Rupert Graves, Stephen Fry.
Guion: Hermanas Wachowski
Historia: Alan Moore & David Lloyd (novela gráfica)
Año: 2005

Recuerda, recuerda, el cinco de noviembre, la traición de la pólvora y el complot. En una sociedad totalitaria, donde las noticias están maquilladas, donde las instituciones de gobierno están para engañarte, donde el ejército y la policía son el brazo ejecutor de una dictadura, surge “V” el anti héroe, el villano descarado y cínico que está decidido a poner un alto a la villanía.  V de Venganza está basada en el comic de DC Cómics del mismo nombre, escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd. El film es una ruleta rusa de emoción, complot e historia.

Cada vez que he visto cambiar este mundo siempre ha sido para peor. El mundo cambió después de la caída de las Torres Gemelas en New York el 2001. La sociedad Británica y la Estadounidense prendieron la maquinaria bélica en contra del terrorismo, empezó la campaña del terror. “V” es el resultado, claro en un “futuro ficticio”, de una sociedad que ha sido, mermada, atacada y prácticamente suprimida. “V” es una acertada denuncia a los gobiernos fascistas disfrazados de democracias y una fuerte crítica a una sociedad dormida.

El poder de las ideas; V de Venganza


Los pueden atrapar, los pueden matar y olvidar. Pero 400 años después, una idea todavía puede cambiar el mundo. La opresión no es cosa de hoy, es de siempre, la película nos asoma brevemente al año 1605, donde los católicos se rebelan en lo que se llamaría la Conspiración de la Pólvora, en contra de opresión por profesar su religión. Se podría decir que “V” es en cierta forma una película histórica, la máscara de Guy Fawkes se ha vuelto famosa como símbolo de rebelión.


Nos dicen que recordemos la idea, no al hombre porque los hombres fallan. A pesar de ser una película de principios de siglo, “V” sigue siendo actual. Seguimos siendo oprimidos por los grupos de control. Es aquí donde el poder de una idea transforma no sólo a una sociedad, también a sus individuos. Las actuaciones son simplemente soberbias e inolvidables. El guion, la dirección, todo es de primer orden. Si buscas una película que te haga pensar, reflexionar que te de un paseo por la historia y que además pueda mantener un ritmo vertiginoso de acción, no tienes que buscar más. La coincidencia no existe, sólo la ilusión de la coincidencia.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook