Cuando fuimos huérfanos, de Kazuo Ishiguro

Cuando fuimos huérfanos, de Kazuo Ishiguro

Autor: Alan Fernando Padilla Ávalos

Titulo: Cuando Fuimos Huérfanos

Autor: Kazuo Ishiguro

Año: 2000

Nacido en Nagasaki Japón en 1954, Kazuo Ishiguro adoptó la nacionalidad inglesa, donde culminó sus estudios y vive actualmente. Ishiguro fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura de 2017.

Cuando fuimos huérfanos es una novela con el entorno de los conflictos bélicos de la primera mitad del siglo XX, con una Europa preocupada por el fascismo y la inminente guerra. Christopher Banks es un detective británico famoso que se tendrá que aventurar en zonas de conflicto de la Guerra Sino-Japonesa, para desenmarañar el misterio de lo que les sucedió a sus padres, un enigma que  desea resolver. Banks creció como huérfano y tiene pocos recuerdos, neblinosos, de cuando vivía en Shangái con sus padres y su mejor amigo Akira.

Una novela completa que denota variado conocimiento de lugares y escenarios. Llena de sentimentalismo, ingenuidad, astucia, sagacidad, misterios, situaciones grotescas y pizcas de romance.

Cuando fuimos huérfanos


La primera mitad del libro cuenta incidentes, encuentros y recuerdos de  Christopher Banks. Pese a que según tiene escasa memoria de su infancia, cuenta de manera notable numerosos acontecimientos de su vida en Shangái. Este no deja de lado su vida Londinense, las reuniones con celebridades y sus eventualidades con Sarah Hemmings. Ciertamente aunque algo tediosos estos recuerdos, encuentros y platicas, logran una cercanía entre el protagonista y el lector. Esta narrativa nos permite comprender la vida de este detective y su profundo interés por conocer el paradero de sus padres. Ya que asuntos relacionados con el tráfico de opio se mezclan con la desaparición de sus estos.

Cuando fuimos huérfanos, de Kazuo Ishiguro



La segunda parte está llena de acción. Christopher Banks, en Shangái, sigue el rastro de la Serpiente Amarilla y tiene dificultades y retardos por la guerra con el ejército japonés invasor. El detective se encuentra con su amigo de la infancia Akira (para la sorpresa de todos). Al mismo tiempo, cree haber descubierto el sitio donde pudieran estar sus padres. Pero las cosas no le resultan en absoluto y por otros medios da con la Serpiente Amarilla quien le dice todo acerca de sus progenitores.

El final no puede ser más sentimentalista. El detective envejece, recuerda su aventura en busca de sus padres, y piensa incesantemente en Sarah y Jennifer. Cuando fuimos huérfanos tiene final que no puedes dejar de leer.

No olvides dejar tus impresiones de esta maravillosa historia en los comentarios.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook