Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain

Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain

Autor: Alan Fernando Padilla Dávalos

Continuamos con este singular escritor estadounidense, Mark Twain. Quién escribe Las aventuras de Huckleberry Finn (publicado en 1885), y que inicia precisamente donde terminan Las Aventuras de Tom Sawyer.

Ahora el astuto Huck es nuestro protagonista y nos relatará sus aventuras llenas de todo tipo de adversidades. El joven pillo estará acompañado de un esclavo negro prófugo llamado Jim. Las aventuras de Huckleberry viran hacia un rumbo especial, debido a que este libro (de buena extensión), posee una visión diferente a la de su predecesor. En los viajes de Huck no todo es diversión y travesuras. Aquí se explicitan temas como el maltrato infantil, la esclavitud y la violencia. Sin embargo, Huckleberry no deja de tener el estilo picaresco de Tom Sawyer.

Huckleberry Finn, un libro lleno de sorpresas


El suspenso es apreciable y la grandiosa forma con que Huckleberry Finn logra escabullirse de los aprietos, es increíble. Tom Sawyer era sin duda también un gran pillo, pero él buscaba más la fama, la pompa y la admiración de todos. Tom leía mucho (según sus propias palabras) acerca de caballeros y le encantaba agregar toques fantásticos a sus aventuras. Sin embargo, Huck sólo busca la comodidad, la buena vida, disfrutar de la naturaleza y la libertad. Le gusta hacerse de víveres “tomando todo por prestado”. Le gusta ir de pescar y vivir fácilmente. Él es sencillo, pero sus mentiras lo hacen meterse en problemas. Astuto, se librará de ellas, no sin antes brindar muchas sorpresas más.

En definitiva la narración está llena de aspectos extraños, impactantes, tristes y alegres. Personalmente, me parece que algunas aventuras son tan inverosímiles e inauditas que hacen pensar que el autor ya no tenía más ideas para el pequeño. Entonces se apoya la narración con algunos versos, y hace referencias de otros escritores, como William Shakespeare, y la mención de sus más relevantes obras. Sorprendentemente, Mark Twain es capaz de seguir creando historias fantásticas e increíbles. Twain demuestra que las tretas y estafas exigen agilidad en el arte del engaño, la búsqueda de información y la actuación.

Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain

La picaresca en Huckleberry Finn


Es increíble como Mark Twain dota a Huck con tantas ideas y habilidades. Lo mezcla con todo tipo de rufianes durante sus viajes, pero al mismo tiempo, no pierde de vista que es un niño. Huck se arrepiente de algunos robos o de causar desgracia a personas que se portaron amablemente con él. Esto lo lleva a jugarles malas pasadas a algunos rufianes con los que había hecho amistad.

El libro está repleto de dichos populares, supersticiones y la vida de los pueblos aledaños a la corriente del Misisipi. El Río Misisipi es un personaje mas de la historia. Apacible o furioso, su corriente es el principal medio de transporte para Huck y el ex-esclavo Jim. En este libro queda claro que no hay nada mejor que aventurarse a la mar, pero si no hay mar, pues qué mejor que un río.

Sin duda alguna, Las Aventuras de Huckleberry Finn son un deleite y un divertimento. Te invitamos a leer el libro y sacar tus propias conclusiones. No olvides de comentarnos tu experiencia lectora.

Tal vez te interesen estas entradas

facebook