Hadas en Chapultepec, literatura fantástica a la mexicana

Hadas en Chapultepec, literatura fantástica a la mexicana

Autor: Daniel Rios Rocha

En México la literatura fantástica ha sido de a poco cultivada, en América Latina quizá el más famoso autor de ella sea el argentino Jorge Luis Borges. En México este género literario fue durante mucho tiempo denostado, felizmente, hoy día asistimos a una revalorización de este género, Hadas en Chapultepec, del escritor mexicano Medardo Lando Maza Dueñas, reafirma este “renacer” de lo fantástico en México.

Hadas en Chapultepec es una novela llena de polifonía, donde los personajes se identifican con el habla del mexicano de a pie. Esta alquimia del lenguaje es producto de una labor autoral; estar alerta del habla cotidiana. Medardo deja ver un oído fino y atento para captar el lenguaje del mexicano. Hadas en Chapultepec es un regocijo del lenguaje, un divertimento donde Merdo, su protagonista, nos lleva de la mano por los bajos fondos de la Ciudad de México, donde habitan seres marginales, extraordinarios y maravillosos.

La memoria en Hadas en Chapultepec


Quizá el más poderoso mensaje de Hadas de Chapultepec sea la memoria. Merdo –alter ego del propio Maza-, “era uno de esos duendes del tipo mördyn: robusto, patón, patilludo y patipeludo; que nace en agujeros, que prefieren los bollos a los anillos y que no tienen más poderes que el sigilo”, se encuentra en lo más profundo de la Ciudad de México, un lugar extraño, donde el tiempo parece detenido y la tradición y rituales se confunden con la realidad. Habitado por caballeros Águila, sacerdotes de Tláloc, chaneques, nahuales y caballeros Axolotl, Merdo descubrirá que si quiere vivir deberá deshacerse de su pasado, de su hidalguía y sus amos: El Dragón de Hiedra y La Reina de las Hadas.

Merdo es ese extranjero que descubre una cultura nueva, los usos y costumbres que dan una fisonomía particular, Merdo, descubre el color local que le da a un pueblo su identidad, – en eso me parece que Maza Dueñas emula a Borges, los dos están atentos a los acentos y los tonos de su pueblo, ver Hombre de la Esquina Rosada o El Sur-. Como el argentino, Maza deja que los retruécanos, dichos y laberintos del lenguaje local pueblen sus páginas, y que de cierto modo, vuelven herméticos ciertos pasajes si no se conoce el caló que se intenta recrear.

Hadas en Chapultepec, literatura fantástica a la mexicana


La literatura fantástica como crítica del mundo


Hadas en Chapultepec avanza y nos encontramos con una sexoservidora, Pamela, la dama del Talón del Puente de Alvarado, la doncella callejera Inesita, el perro genio Reynaldo y nada menos que Merdo el mördyn, bajo el Castillo de Chapultepec, nuestros héroes conocerán un sinfín de seres mágicos, sobrenaturales y productos de la imaginación de la humanidad. El concierto de voces y personajes desatara una crítica aguda, llana, del mundo de las corporaciones y la banalidad de la vida moderna dentro del capitalismo, donde como decía Karl Marx, la desvalorización del mundo humano, crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas.


Sin duda en esta obra, Medardo Maza como un artesano, trabaja de maneja magistral el lenguaje. Hadas en Chapultepec es un concierto de voces, una colección de historias pobladas de seres sobrenaturales, maravillosos y mágicos. Con Hadas en Chapultepec, el texcocano demuestra que, la literatura fantástica puede tratar los temas más profundos de nuestro tiempo, a la vez que no renuncia al regocijo de la imaginación, y a las propios inquietudes y afectos del autor.

Hadas en Chapultepec recibió mención honorífica en la 12ª edición del Premio Internacional de Narrativa “Ignacio Manuel Altamirano” en 2015.

Definitivamente una lectura mas que recomendable. 

Déjanos tus comentarios, ¿Qué te pareció Hadas en Chapultepec? ¿Ya conocías la obra de Medardo Maza? ¿Qué otro autor mexicano de literatura fantástica conoces?

Tal vez te interesen estas entradas

facebook