La tabla de Flandes, de Arturo Pérez Reverte

La tabla de Flandes, de Arturo Pérez Reverte


Autor: Alan Fernando Padilla Dávalos

Una narración emocionante en cada instante, de finas descripciones para embellecer el gran misterio que oculta una pintura de finales del Siglo XV, La tabla de Flandes es un libro donde se desenvuelve, para los fanáticos de aquel juego ancestral, una partida entre piezas blancas y negras que riñen por siempre, pero a su vez las piezas simbolizan carne y hueso y al comerse una pieza la muerte de alguien se representa.

Una obra magistral llena de cultura, es sin duda una novela policíaca enigmática, el suspenso es ineludible y las increíbles jugadas ajedrecísticas son bien expuestas;  las sorpresas están en la peculiar historia planteada sobre una joven restauradora de arte que encuentra una inscripción oculta en la pintura la partida de ajedrez, de allí una investigación llevará a que un jugador misterioso obligue a  los personajes principales a enfrentarlo en una partida de ajedrez decisiva para la vida o muerte.

La tabla de Flandes, una narración fantástita 


El ajedrez simboliza la eterna lucha entre el bien y el mal, las personas vuelcan su personalidad y su conducta en este juego, la narración que nos presenta Pérez Reverte en La tabla de Flandes, es reflejo de su gusto por jugar ajedrez y a su vez, nos muestra una idea fantástica de involucrar misterios, asesinatos, obras de arte y humanos en piezas de un tablero de escaques blancos y negros.

De lectura fluida y emocionante, es un libro idóneo para leer en cualquier momento del día y contiene algunas cuestiones filosóficas y artísticas que te intrigan y te adentran más al sentir de los personajes.

Su vida contemporánea y citadina, su miedo de continuar o esperar a que se efectúe el siguiente movimiento que decidirá el flujo de sus vidas y el del termino de una partida de ajedrez, que plasmó  un viejo pintor flamenco, que tenía otras intenciones que solo pintar,  pues pretendía mostrarle al mundo entero, después de cinco siglos,  lo ocurrido realmente sobre un acontecimiento que quedó en un misterio por mucho tiempo, hasta que alguien encontrara la inscripción que dejó en su pintura y revelase  la verdad.

En La tabla de Flandes se hace alusión al poema que hizo Jorge Luis Borges al ajedrez, ciertamente la escritura dice que el ajedrez es nuestra vida misma y su transcurso, sus movidas, sus avances y retrocesos, pérdidas y victorias:

(Fragmento del poema Ajedrez de Jorge Luis Borges)

En su grave rincón, los jugadores

rigen las lentas piezas. El tablero

los demora hasta el alba en su severo

ámbito en que se odian dos colores.

(…)

También el jugador es prisionero

(la sentencia es de Omar) de otro tablero

de negras noches y de blancos días.



Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.

¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza

de polvo y tiempo y sueño y agonía?


Tal vez te interesen estas entradas

facebook